El Correo Gallego

Noticia 155 de 699 noticia anterior de Santiago de Compostela: Cidade Universal Santiago » Santiago de Compostela: Cidade Universal

Compromiso al 100 % para preparar el Año Santo

Alcalde y arzobispo exhiben su “sintonía” // Reiteran su deseo de que venga el papa

Monseñor Julián Barrio y Xosé Sánchez Bugallo se entrevistaron en el palacio arzobispal. Foto: Antonio Hernández - FOTO: ECG
Monseñor Julián Barrio y Xosé Sánchez Bugallo se entrevistaron en el palacio arzobispal. Foto: Antonio Hernández - FOTO: ECG

REDACCIÓN  | 11.07.2019 
A- A+

“Cooperación” y “colaboración” fueron los términos utilizados ayer por el alcalde, Sánchez Bugallo, y el arzobispo, monseñor Barrio, tras la reunión mantenida en el pazo de Xelmírez, en la que ambos expresaron la “sintonía” entre las dos instituciones a la hora de colaborar para que la celebración del próximo Año Santo (y de los dos siguientes) sean un éxito.
El arzobispo explicó que ya están trabajando en la preparación de la acogida, pero que es necesaria la colaboración de las instituciones civiles, algo que el regidor comprometió al 100 % para alcanzar el objetivo común de que Compostela sea “a cidade da cultura do encontro” y que, como señaló el prelado, “sea capaz de dar respuesta a los interrogantes y preocupaciones que se le presentan al hombre de nuestros días”.


En este sentido, valoró de forma muy positiva que el alcalde se preocupe también de las celebraciones de 2027 y 2032, “porque un buen gobernante no debe preocuparse solo de lo inmediato”.


Sobre la organización de 2021, se refirieron a la posibilidad de que el papa Francisco visite la ciudad durante el Año Jubilar, señalando que se ha cursado invitación a través del Vaticano, y que sería una satisfacción que acudiera, aunque reconocieron que era difícil conseguirlo. “Vamos a intentarlo, haremos el esfuerzo que podamos”, afirmó monseñor Barrio, aunque reconoció que no será una tarea fácil.


En cuanto a la próxima celebración del día 25, el arzobispo expresó su satisfacción por la presencia del alcalde en el acto de la ofrenda, después de cuatro años de ausencia, en este caso, además, como delegado regio.
Sobre la polémica abierta por el portavoz de CA, Martiño Noriega, quien calificó la ceremonia en la Catedral de “franquista”, Sánchez Bugallo lo tildó de “desconocimiento histórico”, recordando que “cando naceu Franco a ofrenda xa tiña 300 anos”.


Aconsejó al exregidor que “pense con humildade”, antes de pedir la supresión de una tradición con cuatro siglos de antigüedad: “Eu xa dixen que quero ser o alcalde de todos os composteláns, pero tamén o da historia da cidade”, manifestó, recordando que los actuales mandatarios “somos unha parte moi pequena de esa historia”.


Tras conversar por espacio de una hora, alcalde y arzobispo se despidieron con el compromiso de trabajar de forma conjunta en la preparación del próximo Xacobeo, y expresaron el convencimiento de que el éxito del mismo repercutirá “no solo en Santiago, sino en Galicia e incluso en España”, concluyó monseñor Julián Barrio.