El Correo Gallego

Noticia 18 de 699 noticia anterior de Santiago de Compostela: Cidade Universal Santiago » Santiago de Compostela: Cidade Universal

Las cuentas gallegas siguen su trámite y serán un "antídoto contra el bloqueo"

Superan el debate de totalidad con toda la oposición en contra // Lo primero que exija la Xunta al nuevo Gobierno serán los 700 millones, de los que recibió 60

Valeriano Martínez, ayer, pasa tras Feijóo y Rueda de camino a su asiento tras intervenir ante la Cámara - FOTO: EFE
Valeriano Martínez, ayer, pasa tras Feijóo y Rueda de camino a su asiento tras intervenir ante la Cámara - FOTO: EFE

FELIPE DE TORO  | 19.11.2019 
A- A+

Las cuentas gallegas para el año que viene siguen su tramitación en el Parlamento do Hórreo tras superar ayer, con toda la oposición en contra, el debate de enmiendas a la totalidad. La mayoría absoluta del PPdeG fue más que suficiente para despejar el camino a unos presupuestos que, según el conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, servirán como antídoto a la inestabilidad y al bloqueo a nivel estatal.

Los Orzamentos 2020 presentan con una capacidad de gasto de 10.149 millones de euros, un 3 % -unos 300 millones- más que en el presente ejercicio, con un gasto social que asciende hasta los 7.400 millones y 82 millones repartidos entre distintas áreas para afrontar el Xacobeo 2021.

"Queremos que Galicia sea un antídoto al bloqueo estatal, presentando unos presupuestos que quieren mejorar la vida de los gallegos del año 2020, pero también comenzar a planificar la próxima década", apuntó Martínez, durante su intervención ante la Cámara.

Una comparecencia en que la anunció que lo primero que hará la Xunta cuando se constituya el nuevo Gobierno de España será pedir el pago íntegro de los 700 millones que le adeuda a Galicia por tres conceptos: los ingresos a cuenta, la recaudación del IVA y el "buen desempeño fiscal". Hasta la fecha, como reconoció ayer, sólo abonaron 60. "Algo menos del 10 %", censuró.

 


Sitio distinto. Una vez más, el conselleiro defendió la estabilidad de la comunidad que, dijo rememorando la canción de Os Resentidos, es un sitio distinto, ya que los cuartos orzamentos de esta legislatura muestran el caso único de Galicia, "que encadena 40 presupuestos seguidos", recalcó.

El titular de Facenda y padre de estas cuentas -las últimas antes de acudir a las urnas en la comunidad- aprovechó para reivindicar que no hay mayor seguridad para ciudadanos, familias y empresas que saber que en Galicia habrá de nuevo un presupuesto.

Destacó que el modelo de la Xunta se basa en fortalecer el crecimiento económico con menos déficit y menos deuda, así como por menos impuestos, una cuestión que se plasma con la exención del Impuesto de Sucesiones hasta el millón de euros por heredero.

Otras novedades pasan por la rebaja del impuesto por la compra de vivienda usada en el 94 % del territorio gallego, así como por la reducción del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) del 7 al 5 % en la compra de vivienda habitual, mientras que pasaría del 10 al 6 % en el resto, con el objetivo de fijar población en el rural.

Martínez puso en valor que se trata del quinto presupuesto expansivo de forma consecutiva, con más recursos pero prudentes, avanzando que la Xunta aprobará en el primer semestre del nuevo año el Plan Estratéxico de Galicia 2021-2030. En resumidas cuentas, destacó que son los presupuestos con mayor gasto social de la historia, con menos impuestos y con más inversiones.

 


Críticas de la izquierda. Una interpretación que choca con la que hace toda la oposición, que se mostró muy crítica con diversos aspectos de los presupuestos, desde el modelo fiscal hasta la importancia que se le da al Xacobeo 2021, así como con la ejecución o la previsión de crecimiento.

El portavoz parlamentario del PSdeG, Xaquín Fernández Leiceaga, que dejará la Cámara para convertirse en senador por designación autonómica, apuntó que los presupuestos "no dan una respuesta adecuada a los retos de Galicia", como "el impulso al crecimiento económico, la disminución de las desigualdades, la creación de empleo o el refuerzo de los servicios públicos".

Acusó a la Xunta de ser incapaz de hacer el esfuerzo necesario para sostener los elementos necesarios del Estado de Bienestar a pesar de "los seis años de crecimiento ininterrumpido en el Estado, así como de insistir en fórmulas regresivas e ineficaces tras diez años de recortes".

El portavoz del Grupo Común da Esquerda, Manuel Lago, cargó contra el Ejecutivo que preside Alberto Núñez Feijóo por tener "posicionamiento fiscales reaccionarios", toda vez que presenta rebajas "en impuestos que gravan la riqueza y el patrimonio", lo que sitúa al PPdeG "junto a algunos de sus socios".

"En estos presupuestos veo a un PPdeG desesperado, que padece el síndrome de creerse sus propios argumentos falsos y, si uno no conoce la realidad, no la puede transformar", apuntó, confiando en que la "ola de cambio en el Estado" dé lugar a "un Gobierno de izquierdas de 2020".

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, censuró que la Xunta "repita mentira tras mentira y cuento tras cuento con la esperanza de que no reconozcamos la verdad", y criticó el cuento" de que presentar presupuestos "es algo excepcional y que convierte a este Gobierno en algo heroico", cuando es "lo normal".

Por último, el portavoz del Grupo Mixto, Luís Villares, denunció que éstos "son los presupuestos de un Gobierno que cree en la derrota de Galicia" y que evidencian "a un presidente aislado de la realidad socioeconómica", toda vez que "omite por completo las transformaciones que debemos afrontar".

Los Orzamentos volverán al Pleno después del debate en comisión de las enmiendas parciales y una vez rechazadas ayer las presentadas a la totalidad.