El Correo Gallego

Noticia 25 de 667 noticia anterior de Santiago de Compostela: Cidade Universal Santiago » Santiago de Compostela: Cidade Universal

Feijóo duda que el AVE a Madrid esté operativo en el Xacobeo 2021

Admite que su grado de preocupación es muy alto y denuncia que el Gobierno incumplirá los plazos // Adif mantiene su compromiso con el calendario

FEIJÓO aseguró que ningún gallego podrá usar el AVE a Madrid ni en 2019 ni en 2020 - FOTO: EFE
FEIJÓO aseguró que ningún gallego podrá usar el AVE a Madrid ni en 2019 ni en 2020 - FOTO: EFE

ROI RODRÍGUEZ   | 25.10.2019 
A- A+

Una vez más, el tren volverá a llegar con retraso a Galicia. La conexión entre la comunidad y la capital de España por alta velocidad ferroviaria, que el hoy alcalde de Vigo, Abel Caballero, vaticinó en su día que llegaría en 1993, tendrá que esperar, pues no va a estar operativa en 2019 ni en 2020. Y en el peor de los casos ni siquiera en 2021.

De hecho, el grado de preocupación del presidente Feijóo porque el AVE a Madrid no esté disponible de cara al próximo Xacobeo es "muy alto", admitió ayer en rueda de prensa tras el Consello de la Xunta. Una comparecencia en la que denunció que el Gobierno socialista incumplirá los compromisos que tenía asumidos: que las obras del AVE estarían finalizadas y en pruebas a finales de 2019, y que se podrían comprar billetes en 2020.

El mandatario hizo esta aseveración en base al tercer informe sobre el grado de ejecución de la línea de alta velocidad entre Galicia y Madrid, y de la conexión Lugo-Monforte-Ourense-Madrid, que será remitido al Parlamento del Hórreo y cuyas principales conclusiones dio a conocer ayer.

Entre ellas destacó que de los tramos que faltan, el que discurre entre Zamora y Pedralba de la Pradería tenía que estar terminado en el último trimestre de 2018 y en pruebas y puesto en servicio a lo largo de 2019 y no lo está.

"Constatamos un notable retraso sobre el plazo previsto para la finalización de las obras y las pruebas (...). Podemos concluir lamentablemente que el tramo entre Zamora y Pedralba no se hará en el 2019 y se retrasará entre nueve meses y un año", afirmó.

El tramo restante, entre Pedralba y Ourense, estaba comprometido para finales de 2019 para poder hacer pruebas en 2020 y ponerlo en marcha el próximo año, apuntó. En este caso las obras de la plataforma están acabadas o casi acabadas pero es preocupante el grado de montaje de la vía izquierda y también hay "considerables retrasos en la electrificación y en el control de seguridad de algunos túneles", dijo.

 


Ourense-Lugo. Respecto a la conexión entre Ourense y Lugo, vía Monforte, el compromiso era electrificar primero la totalidad de la vía y después ejecutar hasta tres variantes para unir Lugo a la alta velocidad en el año 2021. Sin embargo, señaló Feijóo, el único contrato licitado y no adjudicado para la electrificación de la vía afectaría al 15 % del tramo y tiene un plazo de ejecución de veinte meses. "Es imposible que en 2021 la electrificación de la línea Monforte-Ourense esté finalizada", concluyó.

"No se va a cumplir ni un solo plazo de los comprometidos por el Gobierno", resumió el presidente. Lo que quiere Galicia, que "merece un respeto", es que el Gobierno explique por qué hay un nuevo retraso. "Queremos fechas y saber cuándo se podrán comprar billetes", zanjó.

A última hora, Adif emitió un comunicado lamentando las declaraciones de Feijóo y asegurando que mantiene su compromiso con el calendario de la alta velocidad Madrid-Galicia.

 

Polémica con Losada

•••Frente a la lectura del presidente, el delegado del Gobierno, Javier Losada, sostiene que casi el 95 % de las obras del nuevo trazado ferroviario de alta velocidad entre Madrid y Galicia está completado y considera "muy grave" la postura de la Xunta. Losada afirmó que el Gobierno central ejecutó las obras conforme a los compromisos adquiridos. En este último año, apuntó, desbloqueó todo lo que encontró paralizado y todo lo que encontró ralentizado y sin presupuestar. Posteriormente, la Xunta respondió al delegado pidiéndole que, "en lugar de insultar", garantice la fase de pruebas antes de dos meses y siete días y emplazándole a "decir la verdad" sobre el cumplimiento de los plazos.