El Correo Gallego

Noticia 28 de 444 noticia anterior de Santiago de Compostela: Cidade Universal Santiago » Santiago de Compostela: Cidade Universal

{ LAS 1001 CARAS DE COMPOSTELA }

"Hago esto en recuerdo a un amigo mío fallecido"

Este peregrino comparte toda su travesía a través de las redes sociales, para delicia de sus seguidores

Demetrio Sánchez durante una de sus caminatas
 - FOTO: ECG
Demetrio Sánchez durante una de sus caminatas - FOTO: ECG

ANDRÉS BERNÁRDEZ   | 01.07.2019 
A- A+

Demetrio Sánchez Chamorro es un jubilado madrileño que se ha convertido en un profesional del Camino. A sus 69 años está a punto de acabar la Ruta desde Roma. El miércoles llega a Santiago.

 

¿Cómo le está tratando el Camino de Santiago?

Ahora mismo estoy en Pola de Lena, a 30 km de Oviedo, a punto de terminar el Camino de San Salvador. Algún día he llegado a caminar de 6 de la mañana a 8 de la tarde, aunque normalmente no hago más de 8 horas diarias, y la verdad es que de momento estoy fenomenal, tanto física como mentalmente.

¿Lo empezó solo?

Sí. Cuando pensé en hacerlo consulté con varios amigos peregrinos, pero la mayoría no podían acompañarme, así que al verme solo pensé en no hacerlo. Entonces, el único que estaba decidido a venir conmigo era hospitalero e iba a acompañarme durante solo un mes, pero se murió tres meses antes de empezar el Camino. Así que decidí hacerlo solo y como tributo a Elidio Trapieyo Fernández. Es un homenaje a él y a tres mujeres que tienen cáncer. Llevo colgado un unicornio de una y un pañuelo de otra. Este camino va dedicado también a ellas.

¿Sigue caminando sin compañía?

No, antes de entrar en España ya empezaron a acompañarme conocidos y amigos que hice durante otros recorridos, e incluso gente que me sigue por las redes y quiere conocerme. Además, como Elidio estuvo de hospitalero, la gente lo conoce mucho y cuando llego a los albergues le pongo una vela. Todos me tratan muy bien. Ayer, sin ir más lejos, una chica salió de trabajar a las 4.30 de la madrugada, pasó por Madrid a recoger a otra peregrina y fueron hasta León para darme una sorpresa. Todo para acompañarme durante una etapa, y al día siguiente coger un autobús hasta León a por el coche y volver a trabajar. Todo esto es algo que se agradece y que me emociona.

¿Cuántos camino ha hecho para conocer a tantos peregrinos?

Muchos, desde 2010 es un no parar. Más de 30 caminos. He hecho el francés cuatro veces, el portugués, el camino olvidado, el de invierno, el mendocino, el de Madrid, el del sureste, el de la Plata, el catalán-aragonés... Y ahora estoy haciendo el que va de Roma a Santiago.

¿En que momento decidió probar esto?

Pues me jubilé en 2010, con 60 años, y no tenía nada que hacer. Así que me decidí a hacerlo desde Saint Jean Pied de Port. Para mí era algo impresionante. Decidí empezar pensando en que, si no podía acabar la Ruta, podría volver a casa sin mayor problema. Pues fijate que llegué a Santiago tan bien que me fui a Fisterra, Muxía... y si no hubiese mar hubiera continuado andando.

¿Qué está siendo lo más bonito y lo más difícil?

Lo más difícil ha sido el comunicarme en Italia y Francia. No sabía nada del idioma y tampoco he aprendido nada. Al final acababa comiendo pizzas y cosas de esas. Lo que más me gusta, las cosas que he visto. He dormido en abadías, en medio de bosques, en conventos, monasterios. Las monjas me han tratado maravillosamente, me daban de comer y alojaban completamente gratis. Son las cosas que más me han encantado de este viaje.

¿Qué va a hacer al llegar?

Voy a pegar un grito desgarrado, de eso no tengo duda. Además tengo bigote desde los 21 años y le he prometido a mi mujer que le dejaba quitármelo en plena plaza del Obradoiro.

 

"Cuando empecé mi primera Ruta dudaba sobre si podría acabarla. Al final llegué tan bien que seguí hasta Fisterra y Muxía"

 

"Desde que me jubilé, en 2010, llevo hechos más de 30 recorridos"