Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 01 julio 2022
12:30
h
Décima convocatoria y una gala que presentó como novedad el incremento en la cuantía de los galardones

Carlos Cordón-Cardó y José Tubío, reconocidos con los premios en Investigación Oncológica y Talentos Emergentes

Genómica del cáncer y modelos matemáticos que predicen el comportamiento de las células tumorales, los triunfadores de los Premios Ramiro Carregal 2022 // El impulsor del certamen: “Era el momento de dar un paso más. El covid ha puesto de relieve la importancia de la investigación”

Santiago acogió este jueves, 19 de mayo, la entrega de los Premios Ramiro Carregal de Oncología, que este año recayeron en las figuras de Carlos Cordón-Cardó, ganador del X Premio Internacional en Investigación Oncológica, y José Tubío, que resultó ganador del III Premio a Talentos Emergentes. Así, los galardonados aprovecharon el acto, que arrancó a las 20 horas en la Capilla Real del Hostal de los Reyes Católicos, para agradecer la concesión de los galardones y hacer un breve repaso de los últimos avances en investigación contra el cáncer. En esta línea, Cordón-Cardó centró su intervención en las aportaciones de la inteligencia artificial a la ciencia médica, subrayando la relevancia que ha tenido el desarrollo de algoritmos matemáticos que permiten un mejor diagnóstico y pronosticación de tumores como los de próstata y los de mama. Su homólogo, José Tubío, hizo hincapié en lo cruciales que resultan no solamente los tratamientos dirigidos a la cura de los procesos oncológicos, sino también las estrategias de prevención y, sobre todo, la detección temprana. Como recordó ante el público asistente, “la medicina es, en la actualidad, capaz de vencer el 55% de los tumores. Por tanto, para el 45% restante, medidas como dejar de fumar o realizar revisiones dermatológicas periódicas son trascendentales de cara a salvar las máximas vidas posibles”, aseguró el joven investigador gallego.

“Un paso más”. Por su parte, el presidente de Frinsa y mecenas del certamen, Ramiro Carregal, mostró su satisfacción ante una gala, para él, doblemente importante, puesto que en ella se conmemora, también, el décimo aniversario del Premio Internacional. Llegado su turno de palabra, el empresario aludió a una aventura “iniciada hace diez años” y en la que, a día de hoy, “ambos galardones se encuentran plenamente consolidados, como bien lo acredita la nómina de ganadores”. Del mismo modo, explicó las razones conducentes al incremento de la cuantía de ambos reconocimientos, principal novedad de esta edición. Aseguró que, tras la pandemia “era el momento de dar un paso más”, dado que “el covid ha puesto de relieve la importancia de la investigación, que yo siempre he defendido, y por ello creía necesario incrementar los galardones y hacerlo ya en esta edición”. Por ello los premios pasan finalmente a estar dotados con 30.000 euros (el Internacional) y con 10.000 euros el destinado a Talentos Emergentes.

Diez años de una iniciativa ejemplar. En nombre del patronato del Premio habló Rafael Silva, director de Relaciones Institucionales de HM Hospitales en Galicia, quien hizo hincapié en la colaboración público-privada que ha llevado este certamen a su décimo aniversario pero recordó especialmente el papel de los ‘fundadores’. “Cuando hace una década nuestro querido Gerardo Fernández Albor le propuso a Ramiro Carregal crear un premio que reconociese la impagable labor de médicos e investigadores, Ramiro no lo dudó un instante. E inmediatamente pusimos en marcha este Premio que es un pequeño-gran apoyo económico pero es, sobre todo, un enorme reconocimiento de la sociedad a una labor impagable que repercute en nuestro bienestar, en nuestra salud y en nuestra vida”, señaló Rafael Silva.

También el presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Ángel Santalices, destacó la importante labor de científicos, investigadores y personal médico en su discurso de clausura. Con él en la mesa estaban el alcalde de Santiago, Xosé Antonio Sánchez Bugallo, y el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, quien sustituyó al presidente de la Xunta de Galicia, ausente por primera vez en los diez años de certamen para poder asistir al funeral por el escritor Domingo Villar.

Unos méritos de honor. En calidad de presidente ejecutivo del Jurado y previamente a la entrega de los reconocimientos, Rafael López, jefe de Oncología del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS), hizo mención a los méritos por los que el pasado 30 de marzo se falló en favor de los premiados. En el caso del catalán Carlos Cordón-Cardó, actualmente profesor de Patología en el Mount Sinai Health System de Nueva York, han sido sus contribuciones al desarrollo de modelos matemáticos que predicen la interacción y el comportamiento de las células cancerosas, por los que se convirtió en pionero de la patología molecular oncológica como disciplina académica y clínica. Además, sus investigaciones han sido también decisivas para comprender los mecanismos tumorales y su resistencia a múltiples fármacos, permitiendo el descubrimiento de cambios moleculares implicados en la progresión de ciertos tipos de tumores y el establecimiento de nuevas dianas terapéuticas.

A su lado, el gallego José Tubío, miembro del Centro de Investigación en Medicina Molecular y Enfermedades Crónicas de la Universidad de Santiago (CiMUS), fue reconocido por sus estudios sobre la genómica del cáncer, a partir de los cuales logró desarrollar herramientas computaciones que desgranan el rol de las mutaciones en el surgimiento de procesos oncológicos.

19 may 2022 / 20:53
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.