Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 30 octubre 2020
10:54
h

Comienza la operación de la pasarela de la intermodal

La pasarela que dará servicio a la intermodal y conectará el Ensanche y los barrios del este de la ciudad entrará hoy en la fase definitiva, con las primeras maniobras para la colocación de la estructura superior, según las previsiones de la Consellería de Infraestruturas, responsable de este proyecto y de la construcción de la estación de autobuses.

El miércoles, tal y como adelantó ayer EL CORREO GALLEGO, se colocó en la explanada de la estación de ferrocarril la enorme grúa que servirá para colocar la parte superior de la pasarela, y hoy está previsto que den comienzo estos trabajos, de forma que la instalación, al igual que la estación de autobuses, que también ha llevado a cabo la Consellería de Infraestruturas, estarán finalizadas en este trimestre y podrán prestar servicio durante el Xacobeo.

Según se prevé, la primera fase de la actuación consistirá en la colocación de un pilar y un dintel de la estructura, que se alzará desde la zona del vial Clara Campoamor.

A partir del lunes será cuando se coloque el primero de los dos tramos en los que se ha dividido la estructura de este nuevo vial, que será la calle acristalada más grande de la ciudad, ya que además de prestar servicio a las estaciones también estará abierta para su uso peatonal por los vecinos de forma permanente, día y noche.

La estructura prefabricada se izará desde la zona de Clara Campoamor para sobrevolar la estación y reposar sobre los pilares ya colocados. Para el día siguiente, martes, está previsto colocar el segundo tramo, el más próximo a la rúa do Hórreo, mientras que el miércoles se destinará a la colocación de las losas alveolares en ambos tramos.

Será una operación de gran complejidad, con el giro de la enorme grúa transportando el tramo en el aire. Una vuelta en sentido contrario a las agujas del reloj, que ya está contemplado al detalle en el plan de seguridad de la obra. Una vez completada la maniobra, se procederá a la retirada de la grúa, y del enorme lastre necesario para el levantamiento de la estructura metálica.

Los trabajos han sido calculados al milímetro, al igual que toda la pasarela, que irá desde su punto de partida en O Hórreo, a la altura de la calle, hasta la zona de Clara Campoamor. De hecho, la estructura está diseñada para soportar vientos de hasta ciento cincuenta kilómetros por hora, y la duración mínima de los materiales se ha calculado en un siglo.

Además, también se ha elaborado un plan de mantenimiento que se activará desde el mismo momento en el que la instalación entre en funcionamiento.

25 sep 2020 / 00:49
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.