El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

“En el Alzhéimer influyen vasos sanguíneos y glucosa, el combustible del cerebro”

Ignacio Torres aconseja medidas preventivas desde los 40 años // Investigan mecanismos para un mejor diagnóstico

José Castillo, izq., Ignacio Torres y Jaume Roquer, en la conferencia de la Escola Fonseca
José Castillo, izq., Ignacio Torres y Jaume Roquer, en la conferencia de la Escola Fonseca

MAR MERA. SANTIAGO  | 20.03.2015 
A- A+

 

La degradación de la barrera hematoencefálica cerebral, entre la sangre y el cerebro, podría contribuir al desarrollo de la enfermedad de Alzheimer y de otros tipos de demencia, según explicó ayer el doctor Ignacio Torres Alemán, director del Laboratorio de Neuroendocrinología del Instituto Cajal (CSIC), en su ponencia en el ciclo de conferencias Escola de Fonseca, que dirige el doctor José Castillo, jefe del Área de Neurociencias del CHUS.

El experto añadió que en el caso de enfermedades neurodegenerativas como el Alzhéimer, "uno de los signos más tempranos de la dolencia es la reducción de la glucosa, el combustible del cerebro, ya que su alteración se asocia al progreso de la enfermedad, al igual que el mal funcionamiento de los vasos sanguíneos cerebrales".

En su ponencia destacó que la alteración en el factor de crecimiento insulínico (IGF-1) "genera desajustes vasculares que culminan con la muerte neuronal asociada a enfermedades neurodegenerativas como el Alzhéimer".

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt