El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Ni por 'Beatriz' dejaron el Camino

Muchos peregrinos hicieron frente a la tempestad en los últimos días con el objetivo de alcanzar su meta // Algunos se abrazaban ayer emocionados en el Obradoiro // Conferencia del arzobispo para inaugurar el Congreso Internacional de Acogida Cristiana, que se clausura mañana

Peregrinos asiáticos hicieron frente ayer al mal tiempo con chubasqueros y alegría - FOTO: ECG
Peregrinos asiáticos hicieron frente ayer al mal tiempo con chubasqueros y alegría - FOTO: ECG

ARTURO REBOYRAS   | 09.11.2018 
A- A+

La borrasca Beatriz, que afectó a Galicia en las últimas jornadas, no sirvió para amedrentar a algunos valientes peregrinos a los que el frente pilló de pleno en el Camino de Santiago. Ni la lluvia ni el viento ni el frío tuvieron la suficiente fuerza para borrar las sonrisas de estos aventureros. Tras completar la Ruta, algunos se encontraban ayer en la plaza del Obradoiro, meta de su itinerario, donde el aguacero tampoco fue un motivo para perder la ilusión. Unos chubasqueros de plástico, como los que llevaba el grupo de asiáticos que cazó la cámara de EL CORREO, y a disfrutar de la ciudad del Apóstol. Abrazos, sonrisas, profunda emoción y alegría se conjugaron un día más, a pesar del mal tiempo, en el casco histórico de la capital gallega.

Precisamente, ayer se inauguró en la ciudad el VI Congreso Internacional de Acogida Cristiana en los Caminos de Santiago, que este año se celebra bajo el epígrafe El Camino de Santiago: lugar de encuentro con la fe y la historia jacobea. El acto inicial estuvo marcado por una conferencia del propio arzobispo compostelano, monseñor Julián Barrio, que tuvo como título Perspectivas ante el Año Santo 2021. Peregrinos en la fe, por el camino de la esperanza y arraigados en el amor. Se trató de una reflexión en la que el prelado disertó sobre los retos del próximo Xacobeo y que contó, además, con alto contenido teológico.

"El Año Santo es un acontecimiento de gracia para orientar la realización integral de la persona con una antropología dinámica y dinamizadora", afirmó monseñorJulián Barrio, antes de apuntar que ante todo "sigue siendo una llamada a la conversión que nos ayuda a renovarnos espiritualmente en una época caracterizada en parte por la pérdida del sentido trascendente de la vida". Con esto, el arzobispo subrayó que el Xacobeo de 2021 "ha de favorecer el despertar religioso y espiritual de las personas y de las comunidades cristianas", a la vez que comentó que para esta cita la tarea es "proclamar que el peregrino cristiano por la fe y la esperanza está inmerso en la unión del Padre, el Hijo y el Espíritu y así es llevado a su plena consumación".

Quiso monseñor Barrio profundizar en el escenario espiritual del peregrino para 2021. Al respecto, se paró a comentar tres puntos que consideró de vital importancia. Ante el público que se congregó en el acto celebrado en el Centro Internacional de Acogida al Peregrino de Carretas, al que también asistió el deán de la Catedral, Segundo Pérez, el arzobispo compostelano invitó a "peregrinar a la luz de la fe". "Sin fe", dijo, "es radicalmente imposible mantenerse en pie en la experiencia de la vida peregrina cristiana".

Asimismo, también hizo hincapié en la importancia de que el peregrino tenga "esperanza como actitud existencial básica". Y también les invitó a vivir la experiencia "arraigados en el amor". Con esto, incidió en que "el amor es Dios mismo, que nos ama y con el que, amando, entramos en comunión del Padre, el Hijo y el Espíritu".

La conferencia de monseñor Barrio sirvió para abrir esta nueva edición del Congreso de Acogida en el Camino, que será clausurado mañana, a las 12.00 horas, en la Misa del Peregrino que se celebrará en la Catedral de Santiago. Hoy por la tarde tendrán lugar las ponencias de los obispos de Astorga (17.30 horas) y Mondoñedo-Ferrol, a las 18.30 horas en Carretas.

Mons. Julián Barrio

ARZOBISPO DE SANTIAGO

"El Año Santo sigue siendo una llamada a la conversión que nos ayuda a renovarnos espiritualmente en una época caracterizada en parte por la pérdida del sentido trascendente de la vida"