El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Bertín canta y se chupa los dedos en Compostela

Osborne hizo vibrar con su potente voz el Palacio de Congresos en una noche en la que recordó con cariño a Frank Sinatra y cargó contra Maduro// "Cené de lujo en Terra Nosa"

Bertín Osborne durante el concierto en el Palacio de Congresos - FOTO: A.R
Bertín Osborne durante el concierto en el Palacio de Congresos - FOTO: A.R

ARTURO REBOYRAS  | 20.10.2019 
A- A+

Feliz de la vida estaba Bertín Osborne en su camerino con el superqueso de tetilla que le regaló su buen amigo Rober Vilar. Es uno de sus bocados gallegos preferidos y se lo llevó a casa para disfrutarlo con la familia y los amigos. Minutos antes de iniciar el concierto que ofreció este viernes en la capital gallega recibió a EL CORREO GALLEGO en su sala privada del Palacio de Congresos.

En las distancias cortas no es distinto a como se le ve en la tele: un tío simpático, campechano cien por cien y que no duda un instante en decir lo que piensa. "Ayer cenamos de lujo en un restaurante que me encantó: Terra Nosa. ¡Qué bien cenamos!", comentó. "Me gustó tanto, que hoy, después del concierto, iremos otra vez allí", añadió. Faltan apenas tres minutos para subir al escenario y al protagonista de la velada se le ve de lo más tranquilo, charlando con quien escribe y con dos de sus personas de confianza. "Bueno, tendré que bajar a cantar, pero vuelve cuando termine", concluye con una cercanía como si conociese al invitado de toda la vida.

En el auditorio le esperaban más de mil personas. Un grupo de mariachis le dio la entrada, entre los aplausos de sus incondicionales. Y con su potente voz arrancó el recital, en el que no faltaron temas como New York, Como un vagabundo, My way, una fantástica versión de Caruso, Échame a mí la culpa, Llegó borracho el borracho, El rey, Yo debí enamorarme de tu madre, que dio título a su último disco y también a la gira; o Venezuela, con el que aprovechó para lanzar un dardo contra el régimen de Maduro. Arropado por los vítores del público.

Pero el concierto fueron sobre todo carcajadas. Osborne emocionó con su relato de vida. Habló de sus inicios como artista, de cuando trabajaba en una bodega, o cuando pasó unos días en la casa de Frank Sinatra, de quien aseguró haber aprendido mucho de la profesión. Reivindicó una vez más, como ya lo hizo en la entrevista que publicó este periódico el jueves, la llegada del AVE a Galicia. "Siempre lo pido para Galicia y Extremadura y después Miguel Ángel Revilla se me cabrea, porque en Cantabria también están esperando", bromeó.

Llegó el final y el público se puso en pie para despedirle. El aplauso fue infinito. De nuevo en el camerino, el también presentador no dudó en recibir a varios seguidores y amigos. La ruta sigue: ayer cantó en Salamanca y hoy lo hará en Donostia. Sin perder la sonrisa.