El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

aniversario

La Biblioteca Ánxel Casal cumple dos años marcando vanguardia

Aúna los servicios de un centro de lectura tradicional con las oportunidades que ofrecen Internet y los nuevos formatos digitales // Cinco mil personas asistieron a los espectáculos de danza, teatro, magia o música que también ofrece este edificio singular

JOSEFA ESTRADA • SANTIAGO   | 29.03.2010 
A- A+

RAMÓN ESCUREDO
Carina Fernández, directora de la Biblioteca Pública Ánxel Casal
FOTO: RAMÓN ESCUREDO

La Biblioteca Pública Ánxel Casal (Xoán XXIII) cumple hoy, lunes, dos años desde que abrió sus puertas al público. Y, para celebrarlo, el equipo que lidera la directora del centro, Carina Fernández, ha organizado un montón de actividades. "A las doce del mediodía presentaremos dos vídeos, uno para el público infantil y otro para adultos, en los que se muestra cómo es este centro y qué servicios puede dar".

A partir de las seis y media de la tarde habrá una representación de monicreques para niños de tres a 12 años en el salón de actos de la biblioteca. La obra se titula Bolechas, y es una comedia musical de unos 45 minutos de duración en los que se narra un día en la vida de esta divertida familia formada por Tatá, Chispa, Braulio, Carlos, la pequeña Sonia y las gemelas Pili y Lola.

Además, "todos los socios que vengan hoy para llevarse algún préstamo podrán recibir un lote de libros". "Habrá sorteos para los mayores y para los más pequeños", dice Carina, la directora, natural de Ordes, y que cuenta con una dilatada carrera profesional en las universidades de A Coruña, Vigo y en la red de bibliotecas de la Xunta.

"Los que quieran también podrán apuntarse a una visita guiada" para conocer todos los rincones de este edificio de 5.800 metros cuadrados de diseño vanguardista ideado por el arquitecto Andrés Perea. Los trabajadores de este centro se lo mostrarán en dos horarios: a las doce de la mañana y a las seis de la tarde.

Presentación del facebook

Hoy, también, se presentará oficialmente el facebook del centro. "Acabamos de abrirlo, y ya contamos con 459 admiradores", dice Carina. "Cualquier persona puede entrar sin necesidad de identificarse ni de ser socio".

En esta página, y también en la dirección www.rbgalicia.org/santiago, encontrará todas las actividades que se organizan en esta biblioteca auténticamente multidisciplinar. No en vano, en 2009 organizaron 273 actos, que fueron seguidos por 5.243 personas. Consistieron, en su mayoría, en visitas, cuentacuentos para niños, talleres, exposiciones, muestras bibliográficas, presentaciones de libros, proyecciones cinematográficas, representaciones de danza, conferencias, magia, conciertos, teatro, recitales... Tienen hasta clubes de lectura en francés, inglés (el más demandado porque así la gente practica también el idioma), en gallego, y este año van a abrir otro en castellano , uno más especializado en cómics y otro en portugués. Todos con su correspondiente blog en la web.

Otra apuesta del centro es la información especializada sobre Santiago. Así, se está haciendo una gran inversión en comprar libros antiguos de Compostela. Actualmente cuenta con un destacado catálogo sobre la intrahistoria de los compostelanos.

La Ánxel Casal nació como sustituta de la antigua biblioteca pública de Casas Reais, que tenía solo 310 metros cuadrados de superficie y 81 puestos de lectura. El nuevo edificio dispone, por contra, de 4 plantas, en las que hay hemeroteca, un catálogo de 104.975 títulos con 89.158 libros, 4.433 cómics, 3.695 dvds, 2.261 cds sonoros, 692 cd-rom, 92.329 ejemplares digitalizados y vídeos en la última tecnología Blu-ray. Quizá por eso, 13.084 personas ya tienen su carné de socio.

local@elcorreogallego.es

90 MINUTOS DE INTERNET GRATIS PARA TODOS

Un vecino donó 500 cómics

Esta biblioteca dispone, además, de 54 ordenadores, 34 accesos a Internet (cada usuario, aunque no sea socio, puede disfrutar de 90 minutos de navegación gratis, lo que se hicieron en 69.152 ocasiones en el año 2009) y red WiFi. También dispone de salones para que grupos de estudiantes trabajen en equipo sin molestar a nadie (en el año 2009 reservaron estas salas 289 veces). El perfil del socio de la Ánxel Casal es una mujer adulta residente en Santiago. El primer director de la Ánxel Casal fue, antes que Carina, Daniel Buján, un especialista en cómics, y la colección que tiene esta biblioteca en este género es espectacular. Recientemente, además, un vecino de Compostela donó su colección privada de cómics en inglés "que asciende a unos quinientos ejemplares", dice Carina. Algunos de ellos ya están a disposición de los lectores en la planta baja de la biblioteca. El resto se están catalogando y preparando para poner a disposición de los usuarios .

LAS CLAVES

Libros en casa para los que no puedan ir

·· Padecer una enfermedad o tener problemas de movilidad física no son ninguna excusa para no hacerse socio de la biblioteca Ánxel Casal. Y es que este centro cuenta con un servicio a domicilio. Es decir, un ordenanza del centro le llevará el libro, CD o DVD que pida a su casa, y se lo irá a recoger cuando termine el plazo de préstamo. Y es totalmente gratis.

Teclados en braille y puestos adaptados

·· Carina Fernández y las 37 personas que trabajan en esta biblioteca son los primeros en analizarse y saber qué les falta para ofrecer una biblioteca mejor. Así, uno de los objetivos para 2010 es "crear puestos accesibles para personas con discapacidades". Acaban de adquirir teclados y libros en braille, entre otros elementos. El edificio es accesible a sillas de ruedas.

Lectura en la terraza este verano

·· La Biblioteca Ánxel Casal tendrá terraza este verano. La directora del centro, Carina Fernández, señala que "todavía nos falta tramitar los permisos correspondientes con el Ayuntamiento, pero queremos montar una terraza delante de la fachada del edificio en Xoán XXIII". Con ella, los lectores podrán leer y disfrutar del sol al mismo tiempo.

Cambie el libro que ya no usa por otro

·· Los lectores que visiten la biblioteca tienen un book-crossing (punto de intercambio de libros). Pero también una mesa en la que los lectores depositan los libros que no les interesan tener en su casa. A cambio del que dejan se llevan otro que les guste .