El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Bugallo ejercerá el próximo jueves como delegado regio en la Ofrenda

La ceremonia, que se celebrará en San Martín Pinario, se traslada debido a las obras en el interior de la Catedral, lo que también imposibilita el uso del botafumeiro

SANTIAGO. EP  | 21.07.2019 
A- A+

La ceremonia de la Ofrenda Nacional al Apóstol se celebrará en la mañana del próximo jueves, a las 10,30 horas en la iglesia de San Martiño Pinario. El principal cambio de la misa de este año se da en su ubicación, ya que no se podrá celebrar en la Catedral debido a las obras de su interior.

En la conmemoración, que se realiza cada 25 de julio desde el año 1643, será el alcalde, Xosé Sánchez Bugallo, quien ejercerá como delegado de la Casa Real.

Y es que esta labor, reservada al rey de España, fue cedida por Felipe VI al recién electo regidor, quien hará de delegado regio por cuarta vez tras serlo en los años 2001, 2005 y 2008, durante el transcurso de sus anteriores mandatos.

En la celebración del 25 de julio del pasado año, el encargado de desempeñar este papel fue el presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Santalices, quien lo hacía por segunda vez. El Rey realizó la Ofrenda él mismo en 2014, algo más de un mes después de su coronación y en el primer aniversario del accidente de la curva de Angrois. Su padre, el rey emérito Juan Carlos, lo hizo en los años santos 1999, 2004 y 2010.

Además, ejercieron de delegados regios los diferentes presidentes de la Xunta, Manuel Fraga en el 2000; Emilio Pérez Touriño en 2006; y Alberto Núñez Feijóo en 2009, 2015 y 2017. También las expresidentas del Legislativo autonómico Pilar Rojo --2011-- y Dolores Villarino --2007-- representaron al monarca en este acto.

La participación del alcalde como representante de la Casa Real tiene lugar tras un paréntesis de siete años, puesto que Ángel Currás en 2012 fue el último regidor en ejercer como tal. Martiño Noriega, quien gobernó la capital gallega entre 2015 y 2019, rechazaba participar en celebraciones religiosas.

PROCESIÓN
La ceremonia estaba precedida, habitualmente, por la procesión solemne del Excelentísimo Cabildo, en la que el arzobispo, acompañado de sacerdotes, salían al exterior de la Catedral por la puerta de Praterías para llegar a la Praza do Obradoiro.

Sin embargo, la misa no se celebrará en la basílica compostelana debido a las obras de su interior, sino que será el Monasterio de San Martiño Pinario el que acogerá la Ofrenda de este año. Por estos cambios, indican fuentes del Obispado, no habrá el habitual balanceo del botafumeiro.

El que sí se mantiene es el acto con las tropas previo a la misa. En la Praza do Obradoiro, el delegado regio, en este caso el alcalde compostelano, pasará revista a la comitiva frente a otras autoridades políticas y civiles.