El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Más cámaras y mejor alumbrado para acabar con el vandalismo en la zona vieja

Son dos de las medidas que pondrá en marcha el Concello para evitar los continuos incidentes // El concejal de Seguridad Ciudadana y el comisario se reunieron con vecinos y comerciantes

Un operario realizando ajustes en una de las cámaras instaladas en la rúa de San Francisco, en el casco histórico - FOTO: F. B.
Un operario realizando ajustes en una de las cámaras instaladas en la rúa de San Francisco, en el casco histórico - FOTO: F. B.

JAVIER GARCÍA   | 09.10.2019 
A- A+

Mejorar el alumbrado e instalar más cámaras de videovigilancia. Son dos de las medidas que llevará a cabo el Concello de Santiago para solucionar la situación de inseguridad que sufren los residentes en el entorno de O Toural. Así se acordó durante la reunión que mantuvieron ayer, en la Comisaría, vecinos y comerciantes con representantes de la Policía Nacional y Local. En el encuentro participaron, entre otros, el concejal de Seguridad Ciudadana, Gonzalo Muíños; el comisario, Félix García; y el gerente de Compostela Monumental, José Ángel Blanco. Tal y como señalaron a este periódico desde la asociación de comerciantes de la zona vieja, el comisario se comprometió a buscar una solución eficaz ante el problema de inseguridad que causa un grupo de personas instalado en los soportales de la Rúa do Vilar.

No obstante, Félix García subrayó que Santiago es una de las ciudades más seguras de España, e incidió en que en lo que va de año solo se han contabilizado 4 robos y 10 hurtos en el casco histórico de la capital gallega. Todo ello, dijo, pese a la escasez de efectivos que arrastran desde hace tiempo tanto la Policía Nacional como la Local.

Por su parte, desde el Concello anunciaron que se mejorará la iluminación tanto en el casco histórico como en otros puntos de la ciudad, una iniciativa que aplauden tanto los vecinos como los comerciantes de la zona monumental.

 


Permiten grabar. Además, desde el departamento que dirige el concejal Gonzalo Muíños indicaron que este gobierno municipal apostará por la instalación de más cámaras de videovigilancia que permitan realizar grabaciones. En este sentido, desde hace unos meses, y tras un período de pruebas para la puesta en funcionamiento de un sistema que permita realizar grabaciones, puesto que el anterior solo incluía la visualización en directo, y no registraba imágenes, muchos puntos del casco histórico ya están bajo el foco del nuevo dispositivo.

De esta forma, y pese a que en su momento CA no se mostró favorable, por ejemplo, a colocar cámaras de seguridad para proteger la Catedral, tras las últimas pintadas en la fachada del templo compostelano, ya se ha activado el sistema informático para que ya se puedan grabar imágenes. En ese momento, ante la posición del anterior gobierno local, contrario a reforzar la videovigilancia, la Xunta indicó que serían ellos los que extremasen el dispositivo de seguridad. Una de las cámaras está colocada, precisamente, en la praza do O Toural, escenario de numerosos y continuos incidentes.

 


Puntos conflictivos. Con la puesta en marcha de este nuevo sistema de videovigilancia en la zona monumental, se busca controlar los delitos y el incivismo en calles y puntos con?ictivos. Desde la asociación de comerciantes Compostela Monumental, por ejemplo, han denunciado en varias ocasiones los graves problemas de convivencia y seguridad que causan las personas que ocupan la zona del Vilar. "El comportamiento de estas personas es lamentable y esta situación repercute de forma negativa en la imagen de la ciudad para los turistas que la visitan, así como en nuestra actividad diaria", afirman los propietarios de negocios en esta zona de la ciudad.

 

Agresiones y amenazas

••• Agresiones, amenazas, supuestos trapicheos, botellones, gritos... Son algunas de las acciones que, según los empresarios del casco histórico, repiten con frecuencia algunos indigentes instalados en esa zona. "Es una vergüenza. Vomitan en la calle, se emborrachan y los escándalos y peleas son continuos", afirma el propietario de uno de los establecimientos. Además, inciden en que esta situación está "afectando gravemente a los negocios de la zona". El último episodio violento en esta zona de la ciudad se produjo hace solo unos días, después de que en la madrugada del 26 de septiembre se registrase una pelea en el entorno de O Toural y el robo en un comercio.