El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Cáritas tuvo que acoger ayer a setenta personas que huían del intenso frío

Vieiro ofrece bebida y ducha caliente, además de ropa de abrigo // El centro activó un protocolo especial al bajar de cero grados // Una docena de sin techo duermen al raso a diario en la ciudad

FOTO: ECG
FOTO: ECG

MAR MERA SANTIAGO   | 20.02.2020 
A- A+

Las previsiones ya apuntaban que estos días bajarían las temperaturas y los cero grados que los termómetros marcaron en la noche del miércoles hicieron activar el Protocolo del Frío del centro Vieiro, de Santiago.

Inmediatamente, a través de las redes sociales, mediante mensajes por WhatsApp y en distintos centros de la ciudad, como la Cocina Económica o el Albergue de Xoán XXIII, se informó de que este centro de Cáritas abriría sus puertas a primera hora de la mañana para aquellas personas que duermen al raso en la capital gallega o que están en riesgo de exclusión social.

También se ocupan de informar de este programa de Cáritas efectivos de la Policía Local, cuando patrullan por las calles de noche, y de Protección Civil.

Precisamente desde Vieiro, la psicóloga del centro, Patricia Camiña, explicó a este diario que "antes de las seis de la mañana, cuando llegué, ya había gente en la puerta esperando para entrar. Y es que hacía un frío terrible a esas horas".

Y es que cuando activan el Protocolo del Frío abren sesenta minutos antes, a las seis de la mañana. Ayer, desde esa hora hasta la una del mediodía, en Vieiro ya habían atendido a cerca de setenta personas. En días así pueden llegar al centenar de usuarios, ya que en este centro de Cáritas trabajan hasta las 15.00 horas.

El centro Vieiro, que nació hace tres lustros en la rúa da Ponte Vella, de la mano de Cáritas, para dar respuesta psicosocial a personas en situación de extrema vulnerabilidad y sin hogar, funciona de lunes a viernes de 7.00 a 15.00 horas, aunque con bajas temperaturas o aviso de temporal abren a las seis de la mañana.

En el centro pueden ducharse, deayunar, recibir ropa de abrigo y recibir ayuda para realizar gestiones personales, además de acompañamientos a médicos o la posibilidad de hacer cursos formativos.

Sobre el perfil, desde Vieiro indican que "hay desde personas sin hogar a otras sin recursos que, aunque vivan en una pensión o similar, no tienen para desayunar y vienen aquí, al centro, hasta las que tienen prestaciones sociales muy bajas que no llegan a fin de mes. Se ven en la tesitura de tener que elegir entre pagar el alquiler o comer algo caliente", explican.

En cuanto a las personas que duermen al raso, calculan que puede haber una docena a diario en Santiago. Precisamente, Cruz Vermella tiene un Programa de atención a personas sin hogar en el que voluntarios de la entidad recorren varias rutas de la ciudad para darles bebidas calientes, comida o mantas, además de orientación para que puedan salir de la situación en la que se encuentran.

cartones y mantas a pocos metros de la catedral

•••Aunque las personas sin hogar cuentan en Santiago con el Albergue de Xoán XXIII, en la dársena de buses de esta avenida, una de las principales puertas de entrada de peregrinos y turistas a la ciudad, y a escasos metros de la Catedral, hay varios sin techo que se cobijan bajo este voladizo con mantas y sobre cartones, en lo que ya es una foto fija de este lugar de tránsito. También acuden a la biblioteca pública de la zona a primeras horas de la mañana para huir del frío. Mientras, en el albergue de Xoán XXIII indican que desde que comenzó este año tienen media docena de plazas sin cubrir.

BONO SOCIAL

127

Solicitudes. Desde hace años hay un Bono Social Eléctrico con un descuento de la factura de la luz del 25 por ciento o de un 40 % para personas en situación de vulnerabilidad. Hace dos años la Xunta puso en marcha su propio bono para evitar cortes de suministro a personas en riesgo de exclusión social. En 2019 las solicitudes de esta subvención se duplicaron en Santiago, al pasar de los 61 de 2018 a los 127 beneficiarios del pasado ejercicio.