El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Códice Calixtino: se estrecha el cerco sobre un sospechoso de dentro de la Catedral

La investigación apunta más a un hurto 'doméstico' que al típico robo de encargo // No se descarta que el libro 'aparezca' tras una llamada anónima

DARÍO CASAL SANTIAGO   | 20.07.2011 
A- A+

Efe/Xoán Rey
Uno de los diferentes controles policiales que se activaron en Santiago tras la desaparición del Códice
FOTO: Efe/Xoán Rey

La investigación sobre el hurto del Códice Calixtino va por buen camino y muy pronto podría haber noticias positivas en torno a un suceso que, pasadas ya dos semanas desde la desaparición del valioso manuscrito del siglo XII, sigue haciendo correr ríos de tinta en publicaciones de todo el mundo. Según fuentes solventes consultadas por EL CORREO GALLEGO, las pesquisas están centradas actualmente en un "elemento sospechoso" de dentro de la propia Catedral y muchos indicios apuntan a que esta línea de investigación puede dar frutos en pocos días, si bien todavía hay varias vías abiertas y algunas no han sido del todo descartadas.

La línea de trabajo principal está centrada ahora, por lo tanto, en acorralar al citado elemento sospechoso y unir las piezas de un puzzle en el que, pese a ser muy complicado, todo empieza a encajar. El optimismo, por lo tanto, es creciente y existe una fundada esperanza en que el Códice puede ser recuperado en un breve espacio de tiempo. Aunque todavía hay abiertas varias líneas de investigación y nadie quiere lanzar las campanas al vuelo, fuentes cercanas al suceso apuntan que el robo por encargo va perdiendo fuerza poco a poco y, en cambio, cada vez gana más credibilidad la teoría de que el hurto fue obra de alguien muy cercano a la Catedral, incluso de un trabajador del propio templo que conoce a la perfección el archivo y las escasas dificultades que existían, dadas las precarísimas medidas de seguridad, para hurtar el manuscrito casi milenario. Se sospecha, y las pruebas van en ese camino, que el ladrón, como se suele decir, está en la propia casa.

En este sentido, los indicios apuntan a una posible broma pesada o a una venganza, ya que las rencillas y roces han sido frecuentes en los últimos años en las altas y medias instancias de la basílica. La posible broma o venganza bien pudo írsele de las manos al autor del hurto y ahora la policía está trabajando también con el fin de conseguir el arrepentimiento de dicho sujeto. Se incide especialmente en animarlo a cursar una llamada anónima que dé pistas claras sobre el paradero del Códice Calixtino y permita recuperarlo sano y salvo, porque ese es el principal objetivo de las fuerzas de seguridad. Si eso ocurriera, las penas serían mínimas para el autor gracias a los atenuantes previstos para este tipo de conductas, sobre todo si el manuscrito aparece sin dañar.

¿Se producirá esa llamada muy pronto? Nadie apuesta al 100% por ello, pero sí es cierto que el pesimismo inicial se ha tornado en optimismo.

local@elcorreogallego.es

¿ESTÁ EL LADRÓN EN CASA?

•••Aunque al inicio de la investigación se apuntó claramente a un robo perfectamente organizado por parte de algún loco o vicioso patológico de los libros únicos y de gran valor, bien para disfrute propio o para enriquecerse a través de la venta en los cerradísimos circuitos del tráfico de bienes culturales o artísticos conseguidos mediante acciones ilícitas, ahora las tornas han cambiado y se sospecha fundamente que el ladrón está en casa. La clave de todo el asunto puede estar en las rencillas que enfrentan desde hace años a varios miembros de las altas y medias instancias de la basílica, donde no reina precisamente el 'buen rollo'. Esta circunstancia hizo levantar sospechas en los policías encargados de la investigación, si bien aún hay abiertas varias vías de trabajo.