El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Circulación a ciegas en el periférico por la ausencia de marcas viarias

Falta la pintura en muchos de los tramos y los conductores tienen que adivinar cuál es su carril // El riesgo es muy acusado en el entorno del talud de Belvís y la entrada en la SC-20

Tramos de la avenida de Lugo, cerca del talud de Belvís, en los que las marcas viales brillan por su ausencia. Muchas zonas del periférico están también en mal estado - FOTO: Antonio Hernández
Tramos de la avenida de Lugo, cerca del talud de Belvís, en los que las marcas viales brillan por su ausencia. Muchas zonas del periférico están también en mal estado - FOTO: Antonio Hernández

LUIS ÁLVAREZ SANTIAGO  | 12.09.2019 
A- A+

A las puertas del otoño, los conductores que transitan a diario por el periférico de Santiago empiezan a temer lo que puede pasar cuando baje la intensidad de la luz y arrecie la lluvia.

El estado en el que se encuentra el vial, a pesar de los mínimos parches que se llevaron a cabo a comienzos de este año, dista mucho de ser óptimo para garantizar la seguridad del tráfico en una zona en la que, además, la velocidad máxima pocas veces se respeta. Especialmente conflictivo es el tramo de la avenida de Lugo que discurre entre la rotonda del Hórreo y el enlace de la SC20 en sentido hacia los polígonos industriales. En esa zona la pintura ha desaparecido casi por completo y los conductores tienen serias dificultades para permanecer en unos carriles sin marcar.

Eso obliga a los conductores a calcular a ojo cuál es el espacio por el que deben circular. Por la noche es aún mucho peor, y si la lluvia hace presencia entonces el riesgo se incrementa en muchos enteros. Con la llegada del invierno, dicho tramo, si no se arregla, se convertirá en un peligroso punto negro.

Los usuarios habituales de la carretera no saben a qué atenerse, y al ser también una vía de paso, son muchos los forasteros que se ven en dificultades, sobre todo cuando al mismo tiempo tienen que identificar la salida que les corresponde. Los volantazos ya son habituales, con el consiguiente riesgo para la seguridad del tráfico.

 


titularidad. El titular de la práctica totalidad del vial, el Ministerio de Fomento, tiene aquí una importante deuda con Santiago, ya que otro de los proyectos de su responsabilidad, la construcción del enlace orbital para comunicar la autopista AP-9 con los polígonos industriales de la zona norte, sigue paralizado, lo que incrementa todavía más el volumen de tráfico pesado en el SC-20.

En estos momentos es la única alternativa en dirección al Tambre, Costa Vella o A Sionlla, especialmente hacia estos dos últimos, donde abundan los establecimientos comerciales que necesitan abastecerse a diario. Y lo necesitarán aún más a medida que se aproximen las navidades.

Urge, pues, acometer una mejora del estado de todo el vial, desde O Milladoiro hasta el polígono industrial del Tambre, ahora que las horas de luz todavía abundan. Hasta que no entre en funcionamiento el orbital, la ampliación llevada a cabo en la autopista no se apreciará en su totalidad.

Las mejoras deberían producirse antes de que el mal tiempo, que comenzará a llegar en breve, empeore las condiciones y haga mucho más difícil acometer las actuaciones más necesarias.

Y ello tanto en el pavimento, muy deteriorado en algunos puntos, con baches y el pavimento levantado, como en lo que se refiere a la rápida reposición de la señalización horizontal en todos los tramos del recorrido para evitar incidentes.

única alternativa hasta que esté el orbital

•••Tanto desde el Ayuntamiento como desde distintas entidades compostelanas se ha destacado la necesidad de incrementar los accesos al área empresarial del norte, para evitar que el SC-20 reciba más tráfico del debido. Pero aunque está aprobado el proyecto, la situación política ha impedido que se adjudique la obra y se pueda acceder desde la AP-9.

 

•••Los arreglos parciales llevados a cabo por Fomento a comienzos de este año ya han pasado a la historia, tanto en lo que se refiere a la mejora del pavimento como a la reposición de la pintura. Todo ello irá a peor en el momento en el que los temporales hagan acto de presencia.