El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Cirugía bariátrica para modificar genes que llevan a la obesidad

Especialistas afirman que hay células que predisponen a hijos con padres con sobrepeso // Abogan por revertirlo con dieta y deporte

Ana B. Crujeiras, del IDIS
 - FOTO: ECG
Ana B. Crujeiras, del IDIS - FOTO: ECG

REDACCIÓN/E.P.   | 21.05.2019 
A- A+

La cirugía bariátrica, al igual que los cambios en el estilo de vida como practicar más deporte o una dieta saludable, también puede modificar los genes metabólicos alterados en la obesidad, haciendo que comiencen a funcionar de igual forma que en personas con peso normal, según expertos de la Sociedad Española de Obesidad y la de Cirugía con motivo de la celebración del Día Europeo de esta enfermedad.

Este mecanismo, según explicaron en rueda de prensa, se produce porque al reducir el tejido adiposo tras la intervención quirúrgica, se disminuyen también los niveles de sustancias perjudiciales que secreta, las denominadas citoquinas, permitiendo así una regulación epigenética de los genes relacionados con el metabolismo. Todo está relacionado con las marcas epigenéticas, que actúan como una memoria en las células pero son reversibles, y que predisponen, por ejemplo, a que los hijos de obesos tengan mayor riesgo de sobrepeso.

"Es importante seguir hábitos saludables porque modifican esas marcas, que se transmiten a la descendencia y condicionan su predisposición. Una vez que los obesos son operados o cambian su estilo de vida, se consigue revertir esa marca y pasar a una función de una persona normal.

Es importante porque se sabe que los tumores de mama, colon o resistencia a la insulina en personas obesas tienen unas marcas genéticas diferentes", apuntó Ana Belén Crujeiras, investigadora del Grupo de Obesidad, Cáncer y Epigenética del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago.

Tradicionalmente, los cirujanos consideraban eficaz la cirugía bariátrica por un mecanismo simplemente calórico: a menos entrada de alimentos o nutrientes, menor ganancia de calorías y de peso. Ahora, saben que con la reorganización del tracto de entrada de alimentos con un bypass gástrico se pueden inducir cambios en los genes relacionados con la obesidad. También recuerdan que, en el caso de las variaciones en el estilo de vida, se corregiría la "ortografía" de los genes a través de la alimentación sana y la actividad física. Así, reivindican que la falta de ejercicio físico, el estrés o no seguir una dieta sana pueden modificar también esas marcas de ADN. "Los estilos de vida condicionan la susceptibilidad a la obesidad y otras enfermedades asociadas, como el cáncer o diabetes", indicó el vicepresidente de SEEDO, Diego Bellido.

En este contexto, advirtieron de que los hábitos de vida de los padres dejan huella en el material genético que transmiten a sus hijos. Según sus datos, uno de cada 5 niños sufre obesidad en todo el mundo, y un menor con este problema tiene un 82 % de probabilidades de ser un adulto obeso.