Jueves 17.10.2019 Actualizado 09:49
Google    

El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

menores accidentes de verano

El Clínico sigue detectando cada mes un caso de maltrato infantil

Se registran quince anuales en el hospital compostelano // Pese a los años, no se consigue que este delito descienda // El jefe de la UCI Pediátrica señala que el retrato robot de los responsables responde a un padre no biológico que vuelca sus frustraciones contra el chico

J. E. • SANTIAGO   | 15.08.2009 
A- A+

Patricia Santos
José María Martinón, jefe de la UCI Pediátrica del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago
FOTO: Patricia Santos

"El maltrato es el gran mal de nuestra civilización incivilizada", dice José María Martinón, jefe del Servicio de Críticos y Urgencias Pediátricas del CHUS. Y es que "cada mes se trata en el hospital Clínico de Compostela un caso de un niño maltratado", y esta estadística "no baja".

El CHUS recibe una media de 15 casos de sospecha de abuso o daño infantil al año, de los que se confirma el 70 por ciento de los casos.

Los responsables de este maltrato suelen darse "en núcleos familiares monoparentales o relaciones de pareja tensas e inestables", y es más habitual en "niveles socioeconómicos más deficitarios". Pero el doctor Martinón hace notar que "últimamente se está viendo con más frecuencia en los padres no biológicos, en segundos matrimonios de las madres. Estos hombres tienen menos arraigo con ese chiquillo y conducen contra él su frustración".

"Maltratar a un niño es enseñarle justo lo que no debe hacer. Incluso el cachete es contraproducente. Además, el castigo corporal reitera un ciclo trágico: el del maltratador maltratado. Es decir, el que fue castigado de pequeño va a tener este tipo de comportamientos de mayor".

El especialista explica que algunos padres justifican que pegando se cambia el nivel de conducta del niño, pero "lo modifica de manera momentánea, nada más. El chico se hace más rebelde. El castigo corporal en sí mismo no sirve para nada", concluye Martinón.

El jefe de la UCI Pediátrica muestra también que hay un protocolo a seguir en caso de que se sospeche que un niño ingresado ha sido víctima de maltrato o abusos. "Presentan lesiones físicas equiparables a los accidentes", afirma. Además, "la de­tección del daño psíquico es difícil, pero el físico suele ser, para el educador o el pediatra, detectable, ya que los agresores, tratando de eludir responsabilidades o por su sentido de culpabilidad, acuden con frecuencia a las consultas ambulatorias".

"Los rasgos más habituales que presentan los niños son lesiones externas en diferentes periodos evolutivos; callos óseos o trastornos de comportamiento".

. local@elcorreogallego.es

GRIPE A EN COMPOSTELA

Hay pequeños afectados, pero están en casa

El doctor Martinón no solo reconoce que "hay niños afectados de gripe A en Santiago", sino que "cuando llegue el otoño, la mitad de los adultos y pequeños sufrirá la gripe A". Pero según Martinón no hay que asustarse por ello: "Su gravedad no es mayor que cualquier otra gripe, incluso es algo menor", señala. "Es benigna y tiene una sintomatología catarral benigna, y a no ser que el niño, o el adulto, tenga una enfermedad de base o una debilidad por algún tipo de patología previa, no debe tener ningún problema". Cuando se le pregunta por las seis víctimas mortales que el H1N1 ya se ha cobrado en España, el especialista es explícito: "Se están cuantificando las personas que fallecen, pero son casos de afectadas con una patología crónica previa, y todos los años se muere alguien así con la gripe común" .

ALGUNA PRECAUCIÓN

En su silla ·· A veces se observan niños en los brazos de su madre, en los asientos delanteros de los coches. Esto, además de estar prohibido, son auténticos vectores de inducción de gravedad accidental y muerte. Es imprescindible el uso de los asientos de seguridad adaptados al crecimiento infantil.

Juguetes ·· En la edad preescolar hay que evitar que el juguete tenga pequeñas piezas que se puedan soltar e ingerir, pues la tendencia al atragantamiento y asfixia es muy probable. También hay que procurar que el niño no esté cerca de golosinas, frutos secos, pilas de botón, etcétera, por el mismo motivo.

Muerte súbita ·· Se da, de 1 a los 12 meses de vida. No se conoce la causa pero colocar al niño boca arriba en la cuna disminuye su incidencia un 50% .