El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Colas interminables para entrar a la Catedral pese a las altas temperaturas

Sigue aumentando el número de caminantes que cada día llegan a la ciudad, llenando bares y terrazas

Los turistas ocupaban ayer parte de la praza da Quintana y Praterías, a la espera de visitar la Catedral. - FOTO: Fernando Blanco
Los turistas ocupaban ayer parte de la praza da Quintana y Praterías, a la espera de visitar la Catedral. - FOTO: Fernando Blanco

ANDRÉS BERNÁRDEZ SANTIAGO   | 22.08.2019 
A- A+

Más de 1.400 peregrinos, según datos oficiales, llegaron a la capital gallega en la jornada del martes. A estos hay que sumarles los miles y miles de personas que durante los meses de julio y agosto están haciendo las delicias del sector servicios de la ciudad. Con una gran ocupación en los hoteles y pensiones, son los hosteleros los que más están disfrutando el continuo trasiego de visitantes que ocupan bares, terrazas y restaurantes.

Las cifras, que no paran de crecer, están pulverizando todos los récords. Tanto es así, que llegan a Santiago una media de 300 peregrinos diarios más que el año pasado por estas mismas fechas. De hecho, durante el largo puente del 15 de agosto, solo en cuatro días, desde el miércoles al sábado, sellaron la Compostela 8.399 peregrinos. Ayer, a falta de números oficiales, bastaba con pasearse por el casco histórico para hacerse una idea de la estampa que se mantendrá hasta el final de la época estival.

Las colas para entrar a la Catedral se han convertido ya en algo habitual durante los días de verano. Ayer por la mañana, los turistas se veían obligados a esperar al sol, formados en una fila que bajaba por las escaleras de A Quintana y cruzaba buena parte de la plaza. Los forasteros que quieran disfrutar de las reliquias que esconde el templo compostelano tendrán que pagar como penitencia una larga espera, que, lejos de espantar a los visitantes, parece favorecer la expectación. Así, son muchos quienes optan por acercarse a la Catedral a primera hora de la mañana, momento en el que el sol todavía no está en su máximo esplendor y las esperas resultan más llevaderas.

Mientras, en la praza do Obradoiro, lugar de reunión oficial de los recién llegados, turistas y caminantes tratan de conseguir una de las escasas zonas de sombra, en la que pararse a admirar la majestuosidad de la Catedral y tomar las fotografías reglamentarias, que más tarde acabarán acabarán adornando las redes sociales de estos afortunados. Sin duda, una publicidad que está siendo más que efectiva, ya que, año tras año, no paran de aumentar los curiosos que optan por pasar sus días de vacaciones en la ciudad del Apóstol.

santiago@elcorreogallego.es

Santiago. Más de 8.000 compostelanas se repartieron entre el miércoles y el sábado de la pasada semana, durante el largo puente del 15 de agosto. Unos días que muchos peregrinos nacionales decidieron aprovechar para visitar la ciudad del Apóstol. Sin embargo, tras cada peregrino hay una historia y también una nacionalidad. Atendiendo a los datos oficiales, se sabe que los italianos son los peregrinos extranjeros que más abundan en el Camino, seguidos de portugueses, alemanes y estadounidenses, quienes ocupan el quinto puesto, por delante de muchas otras nacionalidades europeas. En lo que se refiere a las rutas preferidas por los caminantes, destaca la alternativa francesa, que alberga buena parte del total de los peregrinos. El itinerario portugués sería el segunda más importante, en lo que se refiere al caudal de peregrinos.