El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

historia

Aquella Compostela de 1909

Mañana se inaugura en Fonseca la exposición conmemorativa de la Expo Regional Gallega celebrada a principios del siglo pasado // A través de casi medio centenar de fotografías, el visitante podrá descubrir las peculiaridades de una muestra que reunió entonces a 53.000 personas

REDACCIÓN• SANTIAGO   | 09.09.2009 
A- A+

Chicharro
El pabellón central, hoy reconvertido en guardería
FOTO: Chicharro

Compostela mira atrás para entender su presente y encarar con tino su futuro. Vecinos y turistas tendrán a partir de mañana la oportunidad de reencontrarse con la realidad de hace un siglo. La cita, en el Colexio de Fonseca. El emblemático edificio de la Universidade de Santiago (USC) ha sido elegido como sede de la muestra conmemorativa Santiago, 1909. Hasta el próximo 18 de octubre, se podrán contemplar las imágenes más singulares de la Exposición Regional Gallega celebrada a principios del siglo XX. Aquel certamen -hoy olvidado- reunió a más de 600 instalaciones repartidas entre once pabellones. Su catálogo era inmenso: diez mil piezas de arqueología, obras de arte e historia.

Promovida por Xacobeo en colaboración con la USC y producida por Alvarellos Editora, la exposición se inaugurará hoy (20 horas) oficialmente.

Aquella Expo de 1909 marcó época. Era también el primer Año Santo del siglo y por el recinto (instalado al sudoeste de la Alameda y en el colegio de San Clemente) pasaron en cinco meses más de 53.000 personas, el doble de la población de la ciudad en aquel momento.

La muestra que estrena Fonseca esta tarde recupera 44 instantáneas que hacen las veces de testimonio gráfico de uno de los acontecimientos más importantes de la época. La mayor parte fueron obtenidas por Manuel Chicharro (A Coruña, 1849-Santiago, 1924) y han sido rescatadas de diversos fondos archivísticos y hemerográficos (instituciones públicas, aportaciones personales, revistas y periódicos de la época). La baja calidad de alguna de ellas queda compensada por ese retrato vivo de principios del siglo pasado que permite descubrir unos pabellones de perfil modernista, una sección arqueológica que constituyó el primer estudio de la riqueza artística de Galicia, y una altísima participación ciudadana e institucional.

local@elcorreogallego.es