El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

CON LAS ELECCIONES A LA VISTA

Conxo, en pie de guerra ante la gestión de su centro sociocultural

El barrio espera la humanización de la rotonda y la ejecución del centro de salud // Se pide una solución a los problemas de aparcamiento y movilidad

Muro con el nombre del movimiento vecinal en contra de la gestión del centro sociocultural - FOTO: CONXO ABERTO
Ver galería
Muro con el nombre del movimiento vecinal en contra de la gestión del centro sociocultural - FOTO: CONXO ABERTO

ISABEL FERNÁNDEZ AGEITOS  | 30.11.2018 
A- A+

En mayo del año que viene tendrán lugar los comicios municipales, lo que puede traer cambios al gobierno local de Santiago. Por ello elcorreogallego.es ha decidido visitar los barrios de esta ciudad para conocer las inquietudes de sus vecinos antes de que los candidatos a ocupar el Pazo de Raxoi comiencen su ruta de promesas electorales. En este caso hemos visitado el barrio de Conxo.

El centro sociocultural de Conxo es un punto clave de reunión y convivencia en el barrio y cuenta con una buena respuesta de la vecindad. Sin embargo para Xabier Sánchez, el presidente de la asociación vecinal Conxo Aberto, la gestión del mismo por parte de la empresa Ferrovial es considerada como deficiente y una "agresión para el barrio", ya que se ha impedido el desarrollo de algunas actividades. A raíz de estos problemas ha nacido en la zona el movimiento vecinal "Conxo non se toca", constituido por usuarios del centro desesperados por las actuaciones de la empresa.

En lo relativo a las infraestructuras, Xabier Sánchez ve prioritaria la humanización de la rotonda, algo que el barrio lleva esperando desde hace tiempo. Otro punto importante en este aspecto sería el retraso en la ejecución del centro de salud, ya que la parcela que iría destinada a ello ha sido utilizada para la colocación de un párking. Esto es visto por los vecinos como un parche temporal a los problemas crónicos de aparcamiento del barrio.

Según Conxo Aberto, es necesario un Plan Integral de movilidad a corto, medio y largo plazo para tratar de atacar los problemas existentes, tanto dentro del propio barrio como en la comunicación con los alrededores. A ello se suma el hecho de que con los cambios de circulación que se han llevado a cabo se han eliminado plazas de aparcamento en las calles interiores.

El barrio también sufre en el aspecto socioeconómico, ya que a la complicada llegada de clientes se le añade la falta de dinamización comercial. Asimismo, el importante componente rural con el que cuenta el barrio, unido a la infravivienda e infraocupación, ha hecho que se llegue a una situación de marginalidad.

En el aspecto urbanístico, Xabier Sánchez ve necesario el desarrollo de un polígono, algo que lleva ya un tiempo pendiente, así como la renovación y la ampliación de las zonas habilitadas para el ocio infantil.

En lo referente al mantenimiento de los viales del barrio, la asociación ve prioritaria una mayor limpieza y planificación, quejándose su presidente de la falta de ésta en la colocación de árboles caducifolios en las calles, pues al llegar el otoño las hojas atascan el alcantarillado y ensucian las calles a pesar de ser recogidas con regularidad. Estos árboles, a su vez están causando también problemas en el pavimento, pues sus raíces están levantando las aceras en la calle das Letras Galegas.

DEMANDAS A LA FUTURA ALCALDÍA
Los vecinos de Conxo representados por la asociación Conxo Aberto, tienen ciertas inquietudes que trasladar a quien finalmente acabe ocupando el Pazo de Raxoi.

La vecindad ve necesario un Plan Integral de actuación para la zona, centrado en el desarrollo económico social y cultural, así como la elaboración de un Plan Estratégico consensuado con los vecinos que marque un horizonte para el barrio. Asimismo hace hincapié en la necesidad de humanización de la rotonda, ya que afecta también a los alrededores.

En lo que se refiere a la cultura, existiría una propuesta de mejora del camino de Santiago a su paso por esa zona, así como la puesta en valor del patrimonio histórico del barrio más allá del Banquete de Conxo, como podría ser el psiquiátrico o la primera estación de tren de galicia, que es a su vez la segunda de España.