El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Crece la oposición a la nueva facultad de Medicina sin arreglar antes la actual

Catedráticos y profesores ven "irracional" mudarse sin una rehabilitación de la sede // "Es Escuela de excelencia y tiene una carga histórica y patrimonial que 'envidian' universidades de todo el país"

Alumnos de la Facultad de Medicina de la USC en una de las clases que se imparten en el centro, en San Francisco - FOTO: ECG
Alumnos de la Facultad de Medicina de la USC en una de las clases que se imparten en el centro, en San Francisco - FOTO: ECG

ÁNGELA ARES   | 24.01.2019 
A- A+

Tras los últimos datos que han salido a la luz sobre los nuevos plazos para la puesta en marcha de la nueva Facultad de Medicina en A Choupana, que un estudio de la USC calcula para dentro de 15 años, además del sobrecoste de la operación, que se duplicaría pasando de 30 a 60 millones, cada vez son más las voces que desde la Universidade de Santiago se manifiestan en contra de la construcción en el llamado Campus da Saúde hasta que no se arregle la actual sede, que presenta un claro deterioro, como ya lo indicó el decano de la citada facultad, Julián Álvarez Escudero.

Profesores y catedráticos de esta facultad señalaron a este diario que consideran, por una parte, excesivo el coste que supondrá la nueva construcción y, por otro, ven un "sinsentido" que se vacíe el emblemático edificio de San Francisco.

Una de las primeras voces que se alzó en contra del proyecto de la nueva Facultad de Medicina fue el catedrático de Neurología de la USC, el profesor José Castillo, que en una entrevista concedida a EL CORREO aseguró, sin medias tintas, que "me parece un despropósito".

Consultados otros catedráticos y profesores de Medicina de la USC, también mostraron su postura en contra de la construcción de una nueva facultad, llegando a calificar la mudanza al lado del hospital Clínico como "irracional".

"No es que queramos echar por tierra el proyecto del Campus da Saúde, pero primero hay que mirar por la actual sede, que necesita con urgencia una rehabilitación integral", explican.

La corriente crítica considera, por una parte, que el gasto que supondrá la nueva construcción "podría emplearse en rehabilitar no solo Medicina, sino otras facultades de la USC que también necesitan arreglos" y, por otro lado, cuestionan la necesidad de "vaciar" una facultad "que pronto cumplirá un siglo, y que está en un edificio con enorme valor arquitectónico".

"Tiene una gran carga histórica y patrimonial. De hecho, cuando nos visitan estudiantes o profesores de cualquier punto de España o del extranjero aseguran sentir envidia de que contemos con un edificio tan emblemático, que goza a nivel nacional e internacional de un sello de excelencia". Recuerdan estas fuentes que, además, por la facultad compostelana han pasado miles de estudiantes de diversas comunidades y también de otros países, "que han dejado aquí su huella y se han convertido en embajadores por el mundo de esta Escuela de Santiago".

Sobre la cuestionada conservación del edificio, apuntan que "se han realizado pequeñas obras de acondicionamiento y rehabilitación, además de trabajos puntuales como en la zona de la biblioteca, que soportaba mucho peso, aunque se solucionó el problema con el traslado de parte de los fondos".

De todos modos, aseguran que las obras realizadas hasta el momento son de pequeño calado y que el edificio necesita "una rehabilitación en profundidad, además de adecuarlo para poder seguir dando una formación de primer nivel contando con los medios técnicos necesarios, ya sea con laboratorios o mejoras diversas, tanto en las aulas como en algunos de los despachos, muy antiguos".

 

EL AULARIO. Los profesores consultados ponen el acento sobre el Aulario Novoa Santos, anexo al Clínico, "que se construyó para ser una prolongación de la Facultad de Medicina. Allí estaba previsto dar todas las asignaturas clínicas". Consideran que este espacio sería "más que suficiente", además de subrayar su idoneidad "por su ubicación al lado del hospital".

Del Novoa Santos a la inversión en mejoras

•••Entre los profesores de la corriente crítica hay muchos que subrayan el papel del Aulario Novoa Santos. "Es muy cómodo para los profesores dar las clases en este recinto y poder volver al Clínico en cuestión de minutos, sin necesidad de coger el coche", explican. Sin embargo, critican que "al compartir el espacio con Enfermería, queda pequeño". Aquí se dan clases a alumnos de 4.º, 5.º y 6.º, además de los de Enfermería, y en Medicina a los de 1.º y 2.º.

 

•••Recuerdan que hasta que esté construido el nuevo edificio y, sobre todo , esté totalmente operativo el nuevo complejo sanitario "todavía faltan muchos años" por lo que aseguran que "lo mejor sería invertir en mejoras en la sede actual de la facultad".