El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Cuelgan en Facebook la sustracción de una lámpara en O Toural

Compartieron su acción en redes sociales los propios autores // La Policía trata de detenerlos

Un operario municipal, ayer, en el lugar del suceso - FOTO: ECG
Un operario municipal, ayer, en el lugar del suceso - FOTO: ECG

ARTURO REBOYRAS   | 23.04.2019 
A- A+

 

Hicieron la gamberrada de noche y a cara descubierta. Luego subieron el vídeo a las redes sociales. La Policía Local busca a un grupo de al menos cinco personas que arrancaron y mangaron uno de los faroles de los soportales de la Plaza de O Toural. Tal y como anunció el Concello de Santiago, el cuerpo municipal abrió diligencias para tratar de localizar e identificar a los autores de este acto vandálico, que ocurrió este fin de semana en pleno casco histórico compostelano.

En la grabación, que hizo pública la Televisión de Galicia, se puede observar a unos cuatro jóvenes que, mientras otro registraba la escena, descolgaron la lámpara, que estaba encendida en ese momento, para luego llevársela. A continuación, no dudaron en subir la prueba a la red social Facebook, donde se pueden ver sus rostros. Ahora tratan de dar con sus identidades.

Para alcanzar el farol, uno de los muchachos se subió a las rodillas de otro y lo arrancó de cuajo. No se consigue escuchar más comentarios que el que hace quien grababa al autor material del ataque: "Non o tires, non o tires; lévao, lévao!". Después todos se fueron hacia la rúa dos Bautizados.

Todo apunta a que los vándalos se encontraban de juerga cuando cometieron la gamberrada en la zona monumental. El Concello condenó los hechos a través de Twitter, a la vez que anunció que "se está a traballar na reposición da lámpada" de O Toural.

Este nuevo incidente se produce después de los graves ataques que sufrió la Catedral hace unas semanas. La Basílica fue víctima de varios grafitos en sus diferentes fachadas, una en la escalinata monumental de la Plaza del Obradoiro. Todavía no se consiguió identificar a los responsables de esta barbaridad, ya que las cámaras de seguridad del entorno no contaban entonces con sistema de captación de imágenes y solo ofrecían visión en directo.

Esta carencia desencadenó un debate que llegó al pleno municipal. El gobierno local se negó a aumentar el número de dispositivos pero ya dispuso los trabajos de mejora de los actuales para que puedan grabar. Por su parte, la Xunta también anunció medidas para blindar la Catedral con la vista puesta en el Año Santo de 2021 y evitar más ataques contra el patrimonio histórico de la ciudad. Así, prevé instalar más videovigilancia en esta zona.