El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

El dueño del Don Quijote, premio Gallego del Año del mes de febrero

El xalleiro Manuel García García se forjó como empresario en Australia // La cocina tradicional de su restaurante deleita a clientes de todo el mundo

JACOBO TÁBOAS SANTIAGO   | 28.02.2013 
A- A+

Manuel García y todo su equipo enloquecieron de alegría al conocer que el restaurante Don Quijote de Santiago había sido escogido por la agencia de viajes que gestiona los desplazamientos de la selección española de fútbol para celebrar una comida coincidiendo con la estancia en Galicia, el pasado mes de septiembre, de la actual campeona del Mundo. Aunque no se trataba de ningún premio relacionado con el sofisticado panorama culinario internacional, el propietario del emblemático establecimiento compostelano celebró la 'distinción' como si de una estrella Michelín se tratase.

Cuando han pasado varios meses del "acontecimiento", como lo definió el propio Manuel, reconoce la repercusión "social y mediática" de la presencia de las estrellas de la Roja en su local. "Para el Don Quijote ha sido una publicidad impagable, impresionante", asegura su propietario, un hombre que atesora un currículum tan sorprendente por las diferentes actividades que incluye como por su periplo por países como Australia y Nueva Zelanda, lugares en los que trabajó como electricista, camarero, vendedor o taxista, y donde se forjó como empresario gracias a su capacidad para emprender.

Dueño de uno de los restaurantes punteros en la ciudad y modelo de empresario de éxito que no dudó en comenzar su actividad profesional a más de 15.000 kilómetros de su casa, Manuel García (Santa Comba, 1947) ha sido distinguido con el premio Gallego del Año del mes de febrero, un galardón que conceden las redacciones de EL CORREO GALLEGO, Tierras de Santiago, Correo TV y Radio Obradoiro.

Hijo de labradores de la Terra do Xallás, con 17 años emigró a Francia, donde trabajó en la colocación de tendido eléctrico en el área metropolitana de París. Poco después tuvo la oportunidad de desplazarse a Australia.

El Gobierno de este país le pagaba el viaje con la única condición de que permanciera allí dos años. No lo dudó. Una compañía eléctrica americana lo contrató. Pero cuando llevaba 18 meses en Sídney le llegó una nueva oferta para colaborar en la construcción de una gran central eléctrica en Nueva Zelanda. Manuel guarda un recuerdo muy especial de este país: "La gente es impresionante, muy amable y educada. Si hoy alguien quiere ir a un país diferente que vaya a Nueva Zelanda".

Dos años más tarde decidió regresar a Australia, donde trabajó como camarero en los restaurantes Costa Brava y Don Quijote de Sídney. A partir de aquí, y gracias a su facilidad para emprender, se lanzó a comercializar productos españoles. "Compré un camión y me puse a vender turrón, vino, aceite, jamón...". Más tarde trabajó como taxista, fue su última 'parada' en Australia.

Después de 11 años en las Antípodas y con dos niños pequeños, decidió volver a Galicia. "Aprendí mucho, me formé como persona, conocí a mi mujer y tuvimos dos hijos. Hice varios negocios y pudimos ahorrar un dinero que nos permitió abrir el restaurante, al que le pusimos Don Quijote". ¿El motivo? "Es una palabra que suena en todo el mundo", subraya.

Así, el 6 de enero de 1979 abría en Compostela el restaurante Don Quijote. Su cocina tradicional basada en productos de calidad entusiasma a clientes de todo el mundo. Situado en la calle Galeras, el estilo culinario del restaurante es indicador del nivel de confianza que tiene su propietario en los productos de la tierra y en las manos de la jefa de cocina, su mujer, Matilde Rodríguez.

la Caza y el sector vinícola

••• Defensor de la cocina tradicional, Manuel García subraya que la materia prima tiene que ser la mejor. "Me gusta subir todos los días a la Praza de Abastos. La cocina es importante, pero si el producto no es de primera calidad nunca podrás ofrecer un plato excelente", indica. Además, como buen aficionado a la caza, en las famosas jornadas gastronómicas del restaurante se incluye la temporada de caza, además de las jornadas de la lamprea y la angula; de cocido, y de bacalao y carne roja.

 

••• El dueño del Don Quijote posee una participación en la Bodega Ponte da Boga, de la Corporación Hijos de Rivera, cuyos viñedos están en la Ribeira Sacra.