El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

314 afectados

Duro "palo" judicial a la cooperativa Salgueiriños por el caso Millarcasa

Cada residente deberá pagar a la gestora más de 2.500 euros para cubrir la indemnización // La sociedad afirma "que nadie pondrá ni un solo céntimo más del ya aportado" // El conflicto se remonta a 2003, cuando los vecinos rompieron el contrato por "incumplimiento"

J. ESTRADA • SANTIAGO   | 27.04.2006 
A- A+

CRIS TOBÍO
Benito González, gerente de Millarcasa, primero por la derecha, charla con su abogado y un perito en un descanso del juicio en Fontiñas
FOTO: CRIS TOBÍO

Lourdes Pérez Padilla, jueza del juzgado de Primera Instancia número uno de Santiago, hizo pública ayer la sentencia del contencioso que mantenían la gestora Millarcasa y Salgueiriños Sociedad Cooperativa.

Según este fallo, Salgueiriños debe pagar "a Millarcasa la cantidad de 1.035.051 euros más el interés legal incrementado en dos puntos desde el día de hoy hasta su completo pago". A su vez, la magistrada desestima el pago de otros 662.289 euros que la cooperativa reclamaba "por gastos varios".

De este modo, todos los propietarios de viviendas de este polígono ubicado en Salgueiriños deberán hacer frente al pago de esta condena. Es decir, tendrán que darle a su gestor (Millarcasa) el dinero que le adeudaban. Además, ya han tenido que responder, de manera alícuota, a los gastos del pleito y a los perjuicios ocasionados por éste, cifra que se estima en torno a los 810.289 euros.

Decisión unilateral

En 1996 se puso en marcha el proyecto para construir 314 pisos y chalés del Sunp 2. La cooperativa Salgueiriños decide, por ello, contratar a la gestora Millarcasa para que se ocupe de todas las labores propias del proyecto. A cambio recibiría el "5,25% de las adjudicaciones, ventas y transmisiones que se realicen en esa operación", como se relata en la sentencia.

Sin embargo, en septiembre de 2003 se rompe el contrato. "A pesar de que todo el proceso de construcción estaba en marcha, y de que todo el desarrollo urbanístico ya se había realizado en esas fechas, la cooperativa decide unilateralmente prescindir de nosotros y no pagarnos", explica José Antonio Montero Vilar, abogado de Millarcasa.

A partir de ese momento comienza un conflicto intenso y de gran repercusión mediática. "Iniciaron una campaña de desprestigio contra nosotros y nos vimos obligados a poner la demanda para defender nuestra profesionalidad en las gestiones de la cooperativa", afirma Benito González, gerente de Millarcasa.

Benito González estaba ayer "muy contento con la sentencia, porque para nosotros lo más importante era demostrar que sabemos hacer bien las cosas; que somos unos profesionales. Y, por otro lado, nos debían un dinero (más de un millón de euros), que ahora la sentencia les obliga a entregarnos", expresa.

Las alegaciones que hizo Salgueiriños Sociedad Cooperativa para sustentar la rescisión del contrato se resumen en siete. Según ellos, Millarcasa "no facilitó un local destinado a oficinas, no siguió las instrucciones del consejo rector para captar socios, no gestionó con las entidades bancarias las condiciones de los créditos precisos para posibilitar la compra de las propiedades, no llevó la contabilidad de forma correcta, no prestó a los auditores de cuentas el auxilio necesario, no hizo las asambleas como quería la cooperativa y, finalmente, no realizó ante los organismos y administraciones públicas las tramitaciones de solicitudes, permisos, licencias y autorizaciones necesarias para el desarrollo urbanístico".

La jueza señala, sin embargo, que Millarcasa "cumplió íntegramente sus obligaciones".

MARCELINO VIDAL, PRESIDENTE

"Vendió terrazas que no existían"

Marcelino Vidal es el presidente de Salgueiriños Sociedad Cooperativa. Ayer afirmó que "lamentamos mucho que la jueza no se haya tomado como un incumplimiento de contrato que Millarcasa quitase de la cuenta 60 millones de pesetas que no reflejó en la contabilidad; o que cargase en la cuenta restringida de la cooperativa facturas que tenía que pagar", explica. Pese a todo, sin embargo, "no le puedo decir si recurriremos o no la sentencia porque, antes, tenemos que reunirnos el consejo rector y hablar con nuestro abogado", señala.

Por otro lado, Marcelino Vidal niega rotundamente "que ningún socio tenga que poner ni un solo euro más del que ya ha puesto" con motivo del fallo. "Ya pusimos un aval con 1,2 millones de euros, y ya teníamos previstos todos los gastos y perjuicios que nos podría ocasionar", señala.

Las 314 viviendas de este polígono ya están finalizadas. Hoy, "ante notario, se entregarán las llaves de unas cincuenta. La próxima semana se darán otras cuarenta, y ya podremos decir que la construcción del polígono quedará concluida, aunque faltarán algunos flecos", señala Vidal.

Según él, en 2003, cuando rescindieron el contrato con Millarcasa "todavía quedaban por vender 45 pisos, dos parcelas y todos los bajos comerciales". Pero, por entonces, esta "gestora solía decir a los interesados que ya no había viviendas". Otra de las prácticas de Millarcasa, según su testimonio, era "prometer a algunos compradores que el piso tenía una terraza de 70 metros cuadrados cuando no existía de ningún modo" .

CRONOLOGÍA

4-Diciembre-1996 Millarcasa y Salgueiriños Sociedad Cooperativa firman el contrato por el que Millarcasa asume la gestión para la construcción y venta de 314 viviendas.

27-Septiembre-2003 La cooperativa decide, unilateralmente, rescindir este contrato. Faltaban por vender 45 pisos.

16-Junio-2004 Millarcasa demanda a Salgueiriños y le reclama 1,2 millones de euros.

8-Julio-2004 El juzgado de primera instancia de Santiago admite a trámite la demanda.

8-Octubre-2004 Salgueiriños reacciona reclamando, a su vez, 662.289 euros a Millarcasa por los "daños y perjuicios ocasionados".

-------------------------------------------------

28-Septiembre-2005 Se celebró en Fontiñas el juicio de este caso, que se falló ayer .