El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Encuentran a un varón que llevaba varios días muerto en su vivienda

Se trata de un hombre de mediana edad que vivía solo en su piso de la Avenida de Lugo // Las personas mayores son las más vulnerables contra la soledad

Efectivos del cuerpo de Bomberos tuvieron que entrar en la vivienda en la que reposaba el cuerpo del fallecido - FOTO: A. Hernández
Efectivos del cuerpo de Bomberos tuvieron que entrar en la vivienda en la que reposaba el cuerpo del fallecido - FOTO: A. Hernández

ANDRÉS BERNÁRDEZ   | 26.03.2020 
A- A+

Los Bomberos de Santiago tuvieron que acudir ayer a abrir la puerta de una vivienda en la Avenida de Lugo, en cuyo interior encontraron el cuerpo sin vida de un hombre de mediana edad que vivía solo. Los vecinos del fallecido fueron los encargados de avisar a los efectivos después de notar un fuerte olor que salía del apartamento y tras pasar varios días sin ver al residente. La causa de la muerte es todavía un misterio, a falta de que se conozcan los resultados de la autopsia, aunque se sabe que se trataba de un varón que vivía solo y que no superaba los 60 años.

El suceso vuelve a avivar el debate sobre la situación de aquellas personas que viven sin compañía, sobre todo, en el caso de los mayores de 65 años, un colectivo especialmente vulnerable y de los que más sufren este tipo de soledad. En este sentido, en Santiago cerca de 4.800 mayores viven solos, un dato que preocupa especialmente, ya que en muchas ocasiones se trata de una soledad impuesta por las circunstancias, y para nada buscada por los jubilados.

Noticias trágicas como la que ocurrió ayer en la Avenida de Lugo son relativamente frecuentes en la ciudad, aunque en este caso sorprende la juventud de la víctima, de la cual todavía se desconoce si contaba con alguna patología que pudiese haber provocado su fallecimiento. El pasado mes de febrero, este rotativo informaba de una situación similar tras el hallazgo del cuerpo sin vida de una nonagenaria que también vivía sola en su casa.

En este sentido, y para mejorar en la medida de lo posible la calidad de vida de quienes, cumplida una edad, se ven obligados por las circunstancias a vivir solos, en Compostela existen varias iniciativas que buscan acompañar a los mayores que así lo requieran. Este es el caso de la Fundación Amigos de Galicia, que entre sus múltiples campañas solidarias está desarrollando un Programa de Primera Atención, Inmediata y Seguimiento de las Personas Mayores que Viven en Soledad no Deseada en Santiago, con el que buscan fomentar la sociabilización de estos ciudadanos, creando un tejido social, y proporcionándoles personas de referencia a las que dirigirse cuando lo necesiten.

Todo para ayudarlos a salir de su aislamiento. Así, la Fundación pone a disposición de quienes quieran participar en esta iniciativa dos números de teléfono, el 610475431 y el 981576034, a los que cualquiera pude llamar para informarse.

Contra el aislamiento

••• Sucesos como el ocurrido ayer en la Avenida de Lugo son cada vez más habituales en personas de edad avanzada. Para evitarlo la Fundación Amigos de Galicia desarrolla varias actividades para fomentar la socialización de los jubilados y mantienen un contacto constante con los adheridos a la iniciativa para crear una relación de confianza y asegurarse de que recurren a ellos en caso de que les sea necesario.

••• Los más de 60 participantes en este proyecto, que persiguen paliar las consecuencias de la soledad no buscada, participan en reuniones sociales y solicitan la asistencia de los voluntarios de la fundación para que los ayuden con trámites burocráticos o para que los acompañen a consultas médicas.

LA PROTAGONISTA

Paula Chapela

Responsable de C­omunicación de FAG

"Queremos crear un vínculo de confianza"

Paula Chapela, responsable de Comunicación de la Fundación, explica que se trata de una iniciativa reciente que arrancó a principios de este año, por lo que el objetivo principal en la actualidad es conseguir crear un vínculo entre los voluntarios y los mayores, de forma que estos se sientan cómodos y puedan confiar en ellos en caso de emergencia.

 

Para conseguirlo, los voluntarios realizan llamadas periódicas a los 63 jubilados que participan tanto en Santiago como en Agolada, donde también está funcionando esta iniciativa.

 

Desde la Fundación aseguran que trámites tan sencillos como pedir cita por internet para renovar el DNI puede convertirse en un problema para las personas mayores que viven solas, por lo que la acción de los voluntarios se vuelve imprescindible.