El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Entran en prisión dos de los cabecillas de la trama de proxenetas

Se enfrentan a condenas de entre dos y 5 años, que se agravarían si hubo trata de menores

Los detenidos declararon ayer en Fontiñas - FOTO: B. Lorenzo/Efe
Los detenidos declararon ayer en Fontiñas - FOTO: B. Lorenzo/Efe

SANTIAGO. REDACCIÓN  | 05.04.2019 
A- A+

Solo dos de las seis personas detenidas este martes en Santiago tras ser acusadas de integrar una banda criminal dedicada a la explotación sexual de mujeres ingresaron ayer en prisión, tras declarar en los juzgados de Fontiñas ante el magistrado Andrés Lago Louro, titular de la Sala número 3 de Santiago. Se trata del empresario Juan Pérez Miramontes, al que la Policía considera el líder del grupo, y de una mujer paraguaya, la misma nacionalidad de las chicas que fueron trasladadas hasta la capital gallega, supuestamente mediante intimidación o engaño, para ejercer la prostitución en varios pisos habilitados para este fin. Los otros cuatro acusados quedaron en libertad.

Todo indica que a los enredacción Santiago carcelados les espera una larga temporada en prisión, especialmente si se demuestra que algunas de las víctimas eran, como sospechan los agentes par- ticipantes en la operación, menores de edad y su estado civil fue alterado para ofrecer sus servicios sexuales como si en realidad tuviesen más de 18 años.

El tipo básico en el Código Penal fija un castigo de entre dos y cinco años de prisión para el delito de proxenetismo, pero este se agrava en el caso de intervención de menores, banda criminal organizada, etc. Para los otros cuatro el juez decretó la retirada del pasaporte, comparecencias quincenales en el juzgado y prohibición de salir del territorio nacional. Los seis detenidos, que permanecían en dependencias de la Comisaría de Santiago, fueron llevados en furgones policiales en la mañana de ayer a las dependencias de Fontiñas para pasar a disposición judicial.

La operación fue llevada a cabo por la Brigada de Extranjería de Madrid, la Brigada de Extranjería de Compostela y la Fiscalía de Paraguay. En el marco de este operativo, además de las seis detenciones en la comunidad gallega y otras tres en el país hispanoamericano, se han practicado seis entradas y registros en el partido judicial de Santiago. Se investiga una red que captaba mujeres en Paraguay y las traía la capital gallega, donde eran obligadas a ejercer la prostitución.

Entre los delitos por los que se sigue la causa se incluye trata de seres humanos con fines de explotación sexual, favorecimiento de la prostitución y alteración del estado civil de menores, han señalado fuentes judiciales.