El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Experiencia agridulce en bicicleta

Caminar o ir pedaleando desde Santiago al Milladoiro es complicado y peligroso // El tramo entre el Banquete de Conxo y el concesionario Volkswagen no cuenta casi con arcenes ni aceras // Los pasos subterráneos y elevados tienen escaleras y son incómodos para los ciclistas.

Los peregrinos en bici enfilan el Camino  hacia Santiago por la Ruta portuguesa compartiendo espacio con los coches.  - FOTO: ECG
Los peregrinos en bici enfilan el Camino hacia Santiago por la Ruta portuguesa compartiendo espacio con los coches. - FOTO: ECG

SANDRA CUIÑA   | 15.05.2019 
A- A+

Ir caminando o en bicicleta desde Milladoiro a Santiago hoy en día es toda una aventura. De ahí la propuesta que acaba de poner sobre la mesa la asociación Composcleta para realizar una vía peatonal y ciclable que permita llegar al centro de la capital gallega en unos 18 minutos pedaleando. Dos periodistas de este rotativo comprobaron ayer en sus propias carnes lo complicado que es llegar de un punto a otro, tanto a pie como en bici.

La salida desde O Milladoiro es relativamente sencilla si se sigue la carretera secundaria, paralela a la SC-20, por donde actualmente está prohibido el paso de peatones y ciclistas. Esta vía tiene señalizado con pintura en el asfalto un itinerario peatonal que desemboca en el concesionario Volkswagen, aunque no está separada del tráfico por una barrera física, como piden desde Composcleta.

En este punto se bajan unas escaleras y se pasa por debajo de un puente, que desemboca en una rotonda, y se sigue hacia el colegio Santa Apolonia. Caminando es relativamente seguro, pero en bicicleta no tanto, puesto que la carretera carece de arcén. Ahí hay un paso subterráneo por debajo de la vía del tren con escaleras, lo que dificulta el acceso para los ciclistas. Además, la carretera que hay en dirección al hospital Provincial, para enlazar con la senda peatonal del Banquete de Conxo, no tiene en muchos tramos ni acera ni arcén, con lo que la ruta es peligrosa. Después, esta senda enlaza con las del Paxonal, Pontepedriña, Sar y el Multiusos. En realidad, son dos o tres los kilómetros que no cuentan con un itinerario marcado y seguro para viandantes y ciclistas, los comprendidos entre el final del Banquete y Yáñez. Y son muchos los que no entienden por qué no se acondiciona este tramo que mantiene separados a estos dos núcleos, ya que todas las sendas señalizadas gozan de una gran afluencia de caminantes y personas en bici.

Otra opción es seguir desde Yáñez y cruzar por un paso elevado, que es de difícil acceso en bicicleta, porque tiene escaleras y una barandilla muy baja, y coger una vía secundaria por A Rocha Vella, que tampoco tiene aceras ni arcenes. También se puede elegir el Camino Portugués, que pasa por la aldea de Porto, aunque supone un rodeo y tampoco cuenta con espacio reservado. Lo cierto es que cualquier ruta no es segura ni para peatones ni ciclistas.