El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Fallece el conocido flautista Miguel de Santiago a los 82 años de edad

Miguel de Santiago
Miguel de Santiago

REDACCIÓN   | 12.02.2019 
A- A+

OBITUARIO Miguel de Santiago, músico, autor de varios libros y manuales musicales, prolífico compositor, director de orquesta, profesor de conservatorio y fundamentalmente un virtuoso intérprete de flauta travesera, falleció el pasado sábado a los 82 años de edad. Nacido en Vilagarcía de Arousa, pero compostelano de adopción, tenía 3 hijos, Ana (casada con Fernando Peleteiro) y Alicia Inés, de su primera esposa, Alicia Pazos (pianista y compañera de conciertos en la década de los 60), y Adriano, hijo de su segunda esposa. Especialmente recordado con cariño por sus exalumnos, colaboradores y seguidores, desde muy joven participó en todo tipo de agrupaciones musicales recordando con especial cariño a la tuna Compostela y a la agrupación Cantigas y Agarimos, llegando a ser director ocasionalmente en ambas agrupaciones.

Comenzó su vida laboral en la Banda Municipal de Santiago como flautista, para posteriormente dedicarse durante años a la dirección de otras bandas como Cira, Merza o Celanova, entre otras, compatibilizando estas actividades con la plaza de profesor en el conservatorio de música de A Coruña. Posteriormente, se trasladó a Vigo para dedicarse a la docencia en el Conservatorio Superior de Música de Vigo, donde se jubiló, pese a seguir manteniendo la actividad musical en conciertos con otros solistas y colaboraciones con exalumnos y otras agrupaciones musicales. Sus últimas colaboraciones fueron sobre todo en la Catedral de Tui con conciertos de órgano. De Santiago fue despedido en la intimidad familiar por sus hijos y su hermano Luis Sánchez Chouza (casado con Josefa Segundo).

DATOS

Otras aficiones Además de músico, era un talentoso fotógrafo, según cuentan sus amigos y familiares.

Últimos trabajos Formaba parte del trío de armónicas Son do Mar.

Conservatorio Muy conocido en Santiago durante las décadas de los años 70 y los 80, se trasladó a Vigo, donde se dedicó a la docencia en el Conservatorio Superior de Música.