El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Férreos controles policiales nocturnos y sanciones tras 4 años de 'barra libre'

Raxoi ha intensificado en las últimas semanas las labores de vigilancia tanto en la calle como en los locales de ocio nocturno // Se nota especialmente durante las largas noches de movida

FOTO: Antonio Hernández
FOTO: Antonio Hernández

ROBERTO GARCÍA SANTIAGO   | 15.02.2020 
A- A+

La secuencia se repite especialmente durante la noche de los jueves, jornada de movida por excelencia en la capital gallega. Controles en distintos locales nocturnos, vigilancia que se salda con la tramitación de sanciones por orinar o beber alcohol en la calle y presencia policial para intervenir tras una pelea en las zonas de fiesta. Son situaciones que se relatan en los partes policiales de las últimas semanas y que de algún modo evidencian que se ha intensificado la vigilancia policial, tal y como reconocen desde el gobierno local. "Hemos reforzado la presencia policial para evitar así que se registren conductas incívicas durante las noches de movida", apuntan desde Raxoi, que ha puesto el foco en acabar con determinadas situaciones tras cuatro años de barra libre, en alusión al anterior gobierno municipal.

En ese sentido, en la noche del jueves, la Policía Local abrió diligencias tras sendas agresiones en dos puntos distintos del Ensanche. La primera se registró minutos después de las 23 horas en un local de la rúa de San Pedro, y la segunda se situó casi a la una de la madrugada también en el interior de un local, en este caso de la praza Roxa.

En el parte policial de la noche de movida del jueves también figura una alcoholemia positiva tras un control efectuado a un conductor casi a las siete de la mañana en la rúa de Santiago de Chile.

Después de realizarle la prueba, agentes locales tramitaron la correspondiente denuncia. Solo unos minutos antes, a las 06.41 horas, también en la rúa de Santiago de Chile, se identificó a una persona por consumo de alcohol en la vía pública. Además, en esta acción, la Policía Local levantó un acta de intervención de estupefacientes.

A lo largo de toda la jornada, agentes locales colaboraron con la Policía Nacional en la inspección de varios locales de ocio situados tanto en el casco histórico como en el Ensanche, "confeccionándose informes por diversas infraccións administrativas". También se tramitaron dos denuncias "por posesión de estupefacientes e falta de respecto a axentes". Efectivos de la Policía Local también tuvieron que acudir a diferentes pisos de la ciudad en los que se estaban celebrando fiestas, lo cual motivó el enfado de los vecinos de la zona, que se pusieron en contacto con el cuartel para informar de la situación.

Por otra parte, y ya en cuestiones que tienen que ver con el tráfico, en la tarde del jueves, a las 16.30 horas, agentes de la Policía Local inmovilizaron un vehículo por carecer de seguro obligatorio de accidentes. Solo unos minutos después, a las 16.50 horas, se registró un accidente de tráfico en la rúa de Camilo José Cela, tras la salida de vía de un vehículo, que se saldó con daños materiales. Ésta no fue la única colisión del día, puesto que por la mañana, a las 10.45 horas, en la avenida de Filgueira Valverde (acceso rúa da Cantaleta), se produjo un accidente en el que se vieron implicados tres vehículos, con resultado de tres heridos leves y daños materiales.

Además, en las últimas horas, la Policía Local ha continuado con las labores de control de camiones y autobuses que se está llevando a cabo durante la semana. En concreto, en la avenida de Castelao y en la praza de Cervantes se inspeccionaron seis camiones y un autobús.

multas por perros sueltos

•••La Policía Local también ha iniciado una campaña de control de custodia y tenencia de animales de compañía. En concreto, en la jornada del jueves se realizaron controles en el parque de Belvís, Diego de Muros, parque Eugenio Granell, Rodríguez Carracido y rúa de San Pedro. Se tramitaron "nove denuncias por levar cans ceibos e tres pola non recollida de excrementos", tal y como consta en el parte policial, en el que también se incide en que "non se detectaron cans potencialmente perigosos". Con este tipo de acciones, se busca garantizar la adecuada convivencia entre vecinos y animales.