Viernes 18.10.2019 Actualizado 18:16
Google    

El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

"Fue una gripe tan irreverente que mató a tres catedráticos"

Gestal: "La pandemia del 18 hizo que hubiese en Santiago 40 cortejos fúnebres al día" // "Provocó más fallecidos que juntando los de la I y II Guerra Mundial"

El profesor Gestal, centro, habló sobre el centenario de la gripe de 1918 - FOTO: ECG
El profesor Gestal, centro, habló sobre el centenario de la gripe de 1918 - FOTO: ECG

MAR MERA   | 22.11.2018 
A- A+

Entre cincuenta y cien millones de personas fallecieron por la pandemia de la gripe española de 1918, que contagió a la tercera parte de la población mundial. El profesor Juan Gestal Otero, exdecano de Medicina y jefe de Medicina Preventiva y Salud Pública del CHUS, desmontó ayer varios mitos y despejó dudas sobre varios mitos. En primer lugar, que se llamó española, cuando no lo era. "Fue porque en España se habló de ella, al ser un país neutral en la I Guerra Mundial, mientras que el tema fue censurado por los bandos afectados, en los que participaron e Alemania, Austria, Francia, Reino Unido y Estados Unidos".

El profesor Gestal impartió ayer la conferencia 100 años de la pandemia de la gripe española de 1918, en una sesión científica organizada por la Academia de Farmacia de Galicia, en su sede del Antiguo Hospital de San Roque.

Sobre la virulencia de esta pandemia, el experto subrayó que "causó más muertes que la I y II Guerras Mundiales juntas. Fue la mayor oleada de muerte desde la peste negra".

En la conferencia, en la que el catedrático hizo un minucioso repaso de las singularidades de esta terrible pandemia, también explicó cómo afectó a España y a Galicia.

"La primera comunidad afectada fue Madrid y en Galicia, lo más virulento llegó a Ourense y A Coruña con la ola de primavera, mientras que en Lugo llegó la del invierno", indicó, a la vez que se centró en Santiago, explicando que "la mortalidad por esta pandemia hizo que se suspendieran las clases hasta después de Reyes y que hubiese entre 30 y 40 cortejos fúnebres al día "aunque no tocaban las campanas a muerto para no asustar a los enfermos".

Después, Gestal hizo gala de su ironía al apuntar que el "virus fue tan irreverente que ni respetó a los médicos. De hecho, fallecieron tres catedráticos de la Facultad de Medicina compostelana: Narciso Carrero, de Medicina Legal; Eduardo del Río Lara, de Histología; y Matías Fernández Íñiguez, de Higiene". Tras esas muertes, según añadió, el escultor Francisco Asorey hizo una placa de mármol blanco, "en la que refleja el abnegado servicio de los tres por la ciudad compostelana". Esta placa está actualmente en el claustro de Medicina.

Sobre los tratamientos de la época, relató que "los médicos tenían poca formación y la aspirina era la estrella y poco más frente a la actualidad, en la que contamos con intensivos, antibióticos, antivirales y vacunas". En este sentido, lanzó un mensaje sobre la necesidad de vacunarse contra la gripe. "No habrá otra pandemia como la del 18 pero es importante vacunarse para que los laboratorios sigan fabricando vacunas, por si acaso...".

Al virus por una mujer congelada de Alaska

••• El doctor Gestal aseguró que fueron científicos estadounidenses los que reconstruyeron el virus de la gripe de 1918. "Aunque nunca se supo qué la causó, sí sabemos que era de tipo aviar a través del estudio realizado en un laboratorio norteamericano de alta seguridad por un equipo de científicos dirigidos por el doctor Jeffery Taubenberger, del Instituto de Patología de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos". Especificó que se descifró "gracias a los análisis que realizaron a partir de los tejidos de una mujer, víctima de la gripe de 1918, que estaba enterrada en la tierra congelada de Alaska". El hecho de estar congelada hizo que el virus encontrado aún estuviese vivo y fuese así posible darle un apellido a la gripe, según el experto.