El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

La gran burbuja del alquiler turístico sigue inflándose y dispara los precios

Apartamentos que hace solo un año se arrendaban por 400 euros cuestan hoy seiscientos // El panorama irá a peor según se acerca el Xacobeo, alerta la Asociación Gallega de Inmobiliarias

SECTOR INMOBILIARIO Foto de grupo de la recientemente constituida Asociación Gallega de Inmobiliarias - FOTO: ECG
SECTOR INMOBILIARIO Foto de grupo de la recientemente constituida Asociación Gallega de Inmobiliarias - FOTO: ECG

GUSTAVO LÓPEZ SANTIAGO  | 07.12.2018 
A- A+

Hasta 13 agencias de Santiago y su área de influencia componen la Asociación Gallega de Inmobiliarias (Agalin Compostela), que surge como fruto de las inquietudes comunes de todos sus asociados tanto a nivel empresarial como profesional. "De carácter absolutamente inclusivo y abierta a todo el sector inmobiliario, esta asociación pretende establecerse como interlocutor autorizado con instituciones y actores principales del sector vivienda, así como defensora de derechos y aspiraciones de todos sus asociados", afirma su presidente, Carlos Debasa, quien añade, además, que uno de los principales objetivos de Agalin Compostela es "participar de la regulación tanto del sector inmobiliario como otros tangenciales".

En este punto, el presidente de la asociación pone el foco en la proliferación de pisos turísticos y muestra su preocupación por "la escalada de oferta de inmuebles en alquiler vacacional, con unas consecuencias nefastas a nivel social y provocando una situación insostenible en el mercado". En relación a este tema, Debasa, de la inmobiliaria Percent Compostela, destaca que el alquiler vacacional "está generando situaciones muy graves en la ciudad". "Muchas familias quieren cambiarse a un piso más grande porque han tenido un hijo o por lo que sea, pero apenas hay oferta de viviendas de alquiler tradicional; los propietarios se han ido de manera masiva al alquiler vacacional", apunta el presidente de la asociación, que subraya que esta situación, la combinación de muy poca oferta con mucha demanda, provoca que se disparen absolutamente los precios. "Es un tema muy sensible a nivel social, puesto que hay muchas familias que quieren alquilar, y no pueden porque la oferta es muy escasa, no hay unidades disponibles, y se están pidiendo tarifas estratosféricas. Un piso que hace un año se alquilaba por 400 euros, hoy cuesta 600", subraya Carlos Debasa, que añade que ante este escenario de precios desorbitados muchas familias se ven obligadas a hacer malabares para llegar a fin de mes.

Asimismo, desde Agalin Compostela inciden en que aunque el Concello ha puesto en marcha mecanismos para atraer viviendas al catálogo del alquiler tradicional, "estas acciones todavía no se están notando".

Además, Carlos Debasa señala que esta situación, lejos de atajarse, irá a más. "Hay muchos propietarios que ya están trabajando con el foco puesto en el Xacobeo de 2021, lo cual incidirá más en el problema, y los propietarios seguirán prefiriendo el alquiler vacacional, puesto que cuando antes ingresaban 400 al mes, ahora, como piso turístico, pueden ganar en torno a 1.200 euros al mes", afirma el presidente de la recién creada Asociación Gallega de Inmobiliarias, que aglutina empresas independientes de intermediación inmobiliaria en la zona de Santiago y comarca. Actualmente, cuenta con 13 agencias asociadas.

"Formar parte de Agalin Compostela es sinónimo de calidad inmobiliaria, buena praxis y profesionalidad entre todos sus asociados. Pertenecer a esta asociación va íntimamente ligado a la excelencia profesional, el prestigio de las empresas pertenecientes y la seguridad de nuestros clientes", subrayan desde Agalín, que ya han mantenido varias r­euniones con responsables del Concello para resolver la problemática derivada en el sector debido a la proliferación de pisos turísticos.

EL CASCO VIEJO, 'PETADO' Un informe municipal realizado en 2017 sobre la situación de los alquileres turísticos en Santiago re?eja que había "717 anuncios de pisos non rexistrados que sumaban unha oferta de 3.188 prazas de aloxamento na cidade". Además, el estudio del Concello indica que "dáse unha concentración excesiva deste tipo de aloxamentos no casco histórico". Asimismo, el estudio elaborado por un grupo de trabajo formado por personal de Urbanismo, Licencias, Promoción Económica y Turismo estima que "o impacto económico directo destes aloxamentos se sitúa preto dos 8,5 millóns de euros sen fiscalizar".