El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Grupos radicales colocan un artefacto explosivo en la casa del juez Míguez Poza

Lo consideran un "elemento ultra-españolista" y "enemigo del pueblo trabajador gallego" //Fue reivindicado en páginas web por grupos independentistas//No se registraron daños

REDACCIÓN SANTIAGO   | 26.07.2010 
A- A+

Gallego
El juez Míguez Poza en el jardín de su casa, donde fue colocado el artefacto
FOTO: Gallego

El ex decano de los jueces de Santiago y magistrado de lo Penal en los Juzgados de Santiago, Javier Míguez Poza, sufrió el pasado miércoles un ataque por parte de grupos nacionalistas radicales. En concreto, los terroristas hicieron explotar en su casa de las afueras de Compostela una carga artificiera cuando el juez estaba en su hogar.

Por fortuna, el explosivo no tenía la suficiente potencia, y no le causó ningún daño, aunque alarmó a todo el vecindario. Fue un artefacto similar a los empleados el pasado mes de enero en el atentado a la casa de Roberto Blanco Valdés, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidade de Santiago y columnista de La Voz de Galicia. Contra él, los nacionalistas utilizaron varias cabezas explosivas, de las que se utilizan en pirotecnia, unidas a una bombona de cámping gas.

Los expertos de los servicios de Información de la Guardia civil acudieron al lugar para realizar una inspección ocular y recabar restos del atentado fallido.

Un anónimo utilizó la vía de Internet para reivindicar la acción, colgando el mensaje en la página galiza.indymedia.org. En el comunicado, firmado como "Viva Galiza Ceive e Socialista", se dice que en la madrugada "de la segunda feira foi colocado un artefacto na morada do juiz espanholista" añadiendo que este acto se enmarca dentro de un conjunto de "accións de castigo" contra "elementos ultra-espanholistas e repressores".

Javier Míguez Poza ya había recibido amenazas de los colectivos independentistas con anterioridad. De hecho, en Santiago y Ames aparecieron varias pintadas alusivas a su persona ya que el juez Míguez Poza es considerado en esta publicación, además, como un "enemigo" del "Povo Trabalhador Galego". Continúan los comunicantes con un incendiario "Porem a súa repressom non nos vai a parar" y cierran el mensaje aludiendo a un clásico de estos movimientos radicales: "denantes mort@s que escrav@s".

En otras páginas web de parecido tono se recuerda que el juez es "conhecido pola súa obstinaçom anti independentista" argumentando que "enviou no seu dia quatro militantes a prisom por pintadas e realizar un mural e foi o principal impulsor da operaçom Castinheiras".

El juez confirmó el hecho pero no quiso hacer más declaraciones mientras que fuentes policiales se limitaron a señalar que "Míguez Poza es objetivo de los radicales" y que se abrió una investigación.