El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Indignación por la "chapuza" de CA en la sede del club de fútbol Amio

Asegura la sociedad que el Concello apuró las obras hace unos días para tratar de acabar antes de las elecciones, y el resultado fue "nefasto" // Critica que construyeran un único baño minúsculo

Amio SD critica el nuevo y minúsculo baño - FOTO: Antonio Hernández
Amio SD critica el nuevo y minúsculo baño - FOTO: Antonio Hernández

UXÍO SANTAMARÍA SANTIAGO   | 25.05.2019 
A- A+

La directiva del Amio Sociedad Deportiva está "indignada" por lo que considera "una tomadura de pelo" del equipo de gobierno de Compostela Aberta. Responsables de este equipo de fútbol, con más de cincuenta años de trayectoria, explican que el enfado se debe a la reforma que Raxoi llevó a cabo en el local social que ocupan desde hace décadas, y que "no cumple lo pactado en el convenio firmado entre ambas partes antes de iniciar el proyecto", en palabras del presidente del club, José Manuel Varela.

"El Concello nos comunicó el año pasado que quería rehabilitar la antigua escuela unitaria de Amio, donde tenemos la sede, con una subvención que había recibido. En noviembre dejamos las instalaciones y nos trasladamos a San Lázaro, donde nos cedieron un espacio para poder realizar nuestra actividad". Llevan allí siete meses y en los últimos días, sin motivo alguno, apuraron las obras para acabar rápido. Nos encontramos un día con unos treinta operarios trabajando a todo meter. Las prisas no son buenas y el resultado es una chapuza", afirma.

Al respecto, asegura que el acuerdo al que llegaron con los técnicos municipales encargados de la actuación fue "reunirnos a medida que avanzaban las obras para tratar la distribución del local", comenta, antes de indicar que "no fue así". José Manuel Varela critica que el Concello "hiciese las divisiones sin contar con nosotros". "Nos hicieron un baño en el que difícilmente entra una persona, cuando antes teníamos dos urinarios y otros dos inodoros. Ahora solo nos pusieron uno y en un espacio ridículo", lamenta, a la vez que manifiesta su malestar por el trato que recibieron por parte del funcionario encargado de seguir la obra.

"Trabajamos con 330 niños y tenemos que tener una sede que se adapte a nuestras necesidades, con conexión a internet y un espacio amplio para poder recibir a las familias", subraya, antes de añadir que "lo que aquí hicieron es una vergüenza, una chapuza que no hay por donde coger". "Quisieron acabar pronto para que la obra estuviera antes de las elecciones y resultó nefasto: incluso trabajaron el Día das Letras Galegas", dice Valera.

La actuación corrió a cargo del obradoiro HabiliTS, que se desarrolla en colaboración con el Ayuntamiento de Teo, en el que participaron 16 alumnos trabajadores, nueve de ellos en la especialidad formativa de Desarrollo de Aplicaciones con Tecnología Web y 7 en la de Operaciones Auxiliares de Revestimientos Continuos en Construcción. Todos ellos eran desempleados, menores de 30 años.

El proyecto, según anunció el Concello el pasado mes de febrero, tendría una duración de seis meses (el club señala que comenzó en noviembre) y cuenta con una subvención de la Consellería de Economía de más de 150.000 euros. El Ayuntamiento de Santiago puso otros 50.000.

Las obras no están rematadas, a falta de los últimos acabados. Quedan detalles de carpintería y también de fontanería, así como algunos eléctricos.