El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Javier Sánchez-Agustino: “En política hay que estar preparado para vivir momentos como éste”

“Yo sé que en política tienes que estar preparado para vivir momentos como este” // “Estoy muy satisfecho de mis ocho años como concejal por haber hecho un trabajo digno” // “Me sentí como el corredor que está a punto de salir y le dicen que no puede participar”

SANDRA CUIÑA SANTIAGO  | 01.05.2011 
A- A+

Antonio Hermandez
El concejal y abogado Javier Sánchez-Agustino en su despacho de Santiago
FOTO: Antonio Hermandez

Tras ocho años como concejal popular en Santiago, el abogado Javier Sánchez–Agustino, iniciará una nueva etapa repleta de retos profesionales al frente de su bufete, como presidente de la Fundación Ruta Xacobea do Mar de Arousa, y como militante del PP, partido por el que seguirá trabajando como el que más. Así, lo confesó a El CORREO GALLEGO.

¿Qué balance hace de estos ocho años como edil del Ayuntamiento de Santiago?

El balance es positivo. Estos últimos 8 años como concejal en el Ayuntamiento han sido una experiencia verdaderamente grata y enriquecedora. En Compostela se aprende mucho y muy rápido. Es una gran escuela de políticos. Aparte de tener el lujo de trabajar en una de las plazas más bellas del planeta. Por eso lo recomiendo todo. Al mismo tiempo ha sido duro tener que compatibilizar una actividad política muy absorbente, con otra actividad que exige tanta dedicación, como mi despacho que dirijo desde hace 17 años.

¿Cuál ha sido su mayor orgullo como concejal?

Creo haber hecho un trabajo muy digno, sobre todo no habiendo estado como edil en exclusiva, de haber sido capaz al tiempo de dar respuesta a las necesidades de los vecinos, fiscalizar la acción del Gobierno y llevar iniciativas y propuestas muy constructivas al Pleno del Ayuntamiento.

¿Durante estas dos últimas legis-
laturas cuál ha sido la situación más complicada a la que se ha enfrentado ?

Quizás ha sido, yo que he tenido una presencia en los medios de comunicación bastante intensa, compaginar mi trabajo, con intervenciones en los medios. En una ocasión me ha coincidido estar trabajando y tener que intervenir en una tertulia de radio desde los servicios administrativos de la Xunta de Galicia, porque me pilló el toro y no me daba tiempo a llegar a los estudios. También algunos tiras y aflojas entre Gobierno y oposición que no acabaron demasiado bien.

¿Cómo ha sido su relación con sus adversarios políticos?

Siempre he dicho que Santiago, al margen del debate político debe dar pie a la cordialidad y a la armonía entre los grupos que forman el Pleno del Ayuntamiento de la Corporación. Quizás en la última legislatura ha habido momentos un poquitín más convulsos.

Como edil del PP has vivido una legislatura con Dositeo Rodríguez al frente y otra con Conde Roa ¿han sido etapas muy distintas?

No ha habido grandes diferencias, porque los dos portavoces han dejado jugar a los ediles. Nos han permitido tener cierta autonomía e independencia en cuanto a la realización de propuestas. En la época de Dositeo había una grandísima intensidad, porque Rodríguez tenía un gran ímpetu, y la última etapa la calificaría como un poco más dispersa.

¿Hay alguna cosa que se le haya quedado en el tintero?¿Quizás, alguna espinita clavada?

La política no es el final, ni es el final de la política. Es decir, no me gustaría entender esta nueva etapa, por no estar en las listas, como una jubilación anticipada, ahora que nos jubilamos a los 67, ni tampoco como un codazo, aunque haberlos hailos.

¿Cómo se tomó la decisión de Gerardo Conde Roa de no incluirle en su candidatura?

Puso fin a mi etapa diciéndome que no encajaba en esta lista y uno que es disciplinado y educado sabe como político que quien toma la decisión cree que es la más correcta aunque luego pueda no serlo y aunque después se llegue a la conclusión de que no encajaba en esa lista. La política está para servir, para llegar y para marchar. En todo caso, siempre me planteo estas situaciones no como un cierre de puertas, sino como una nueva etapa y una nueva proyección.

¿Le sorprendió no ir en las listas del PP?

Creo que ha sorprendido más a la ciudad que a mí. Todavía hoy recibo llamadas de gente preguntándome por el tema. Yo sé que en la política tienes que estar preparado para momentos como éste. De todas formas soy una persona con muchas ocupaciones y tengo claro que la política no es un fin para mí es otra vertiente más de vida.

¿Cómo se sintió cuando le comunicaron la noticia?

Como aquel corredor que va a hacer la carrera y le dicen que no puede participar. Tenía verdade-
ras ganas de hacer mis aportaciones a la ciudad y al proyecto de nuestro partido. Ahora, sé que también lo puedo hacer desde fuera. Se puede hacer política siendo observador ciudadano.

¿Qué futuro político le espera?

Nunca he pensado en dejar la política, siempre me he identificado con la etapa de Alberto Núñez Feijóo, no en vano, él prologó mi libro, En 30.555 palabras, en 2005, cuando aún no era presidente de la Xunta. Seguiré en la brecha.