El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

inventores de trece años

Jóvenes aprendices de genio

Cinco alumnos del Rosalía han arrasado en el VII Concurso Galicia Innovación // El primer premio ha sido para un guante con el que controlar el ordenador cuya producción costaría 5 euros, frente a los 1.200 que hay que desembolsar actualmente

ANA CALVO • SANTIAGO   | 25.06.2009 
A- A+

Ramón Escuredo
Pablo Dobarro, a la izquierda, junto a Juan Fraile, Iago Domínguez y Iago Rodríguez, en el aula de Tecnología del Instituto Rosalía
FOTO: Ramón Escuredo

En la clase de Tecnología del Instituto Rosalía de Castro hay réplicas a escala de molinos, maquetas de casas, ordenadores, engranajes y baterías de todo tipo. Es el paraíso del aprendiz de inventor y a eso dedican parte de sus horas lectivas Pablo Dobarro, André García, Iago Domínguez, Iago Rodríguez y Juan Fraile. Los trabajos que presentaron al VII Premio Galicia Innovación Junior han arrasado, haciéndose con el primer puesto y tres de los seis accésits concedidos por el jurado.

Pablo Dobarro, con trece años y compitiendo con chavales de hasta quince, se ha llevado el primer premio por un trabajo que, según explica su profesor, Constantino Álvarez -también premiado por colaborar en el desarrollo de su proyecto-, "ha sorprendido al profesorado y también en el concurso por su nivel altísimo". De hecho, añade, "está pendiente de ser patentado", ya que supone una innovación muy interesante.

Se trata de un guante que permite "controlar el ordenador", con un coste de producción de solo cinco euros y que da "una precisión muy alta", según explica su creador, cuando actualmente en el mercado se pueden encontrar "por mil doscientos euros y no muy buenos". Sirve para "juegos en tres dimensiones, modelado 3D", y para aplicaciones de Powerpoint, entre otros programas, pero en el futuro también podría desarrollarse el programa adecuado que permita usarlo "para traducir el lenguaje de sordos" directamente al ordenador.

Aunque, igual que a cualquier chico de su edad, en casa le dicen que "paso mucho tiempo delante del ordenador", no es por afición a los juegos. "Trabajo, leo cosas por Internet y aprendo a hacer programas", dice Pablo. De hecho ya ha hecho algún programa, aunque considera que son "algo elementales", y tiene claro que su futuro está delante de la pantalla del ordenador.

Como inventor no se estrena tampoco con el Handtracking, que es como ha bautizado su trabajo, sino que ya ha hecho "pantallas táctiles con lápices led y un sistema para ver objetos en 3D en el ordenador".

Constantino Álvarez, o Tino, como le llaman sus alumnos, está "muy orgulloso" de su trabajo, y considera estos premios "un incentivo". Bromea diciendo que su palmarés en el Premio Galicia Innovación Junior -"todos los años hemos tenido algún premio", entre ellos otros dos primeros y algún segundo- demuestra que "doy la talla como profesor de tecnología", a pesar ser catedrático de Física y Química.

Sus chavales "pueden ser muy buenos arquitectos, ingenieros e inventores", y una asignatura como la que imparte -en la que realizan todo el proceso, desde detectar una necesidad a construir un objeto que responda a ella, pasando por el diseño y la maqueta- estimula "la creatividad y la innovación" desde edades muy tempranas.

Construyendo ideas

La intención de Tino Álvarez es ir un paso más allá con sus alumnos y el próximo curso, en colaboración con el Parque Tecnolóxico de Galicia Tecnópole y Feuga, a través del programa Tic Tac, van a intentar que "todos estos inventos de los alumnos se puedan llevar a la práctica". La administración aportará "asesores profesionales y el dinero" necesario para que "todos estos inventos que antes se quedaban ahí" puedan convertirse en objetos de uso cotidiano, lo que supondrá un nuevo aliciente.

. acalvo@elcorreogallego.es

CARENCIA INEXPLICABLE

Una rama 'vetada' para mayores de quince

Al mismo tiempo que alaba la apuesta por la innovación entre los chavales de la ESO que hace la Consellería de Industria, con unos incentivos que "van a dar grandes resultados a la larga", Tino Álvarez critica que, por contra, la Consellería de Educación "no la fomenta en absoluto". El próximo curso se pondrá en marcha en el Rosalía el Bachillerato Científico-Tecnológico, pero "no está previsto" que oferte ni Tecnología Industrial ni Electrotecnia, dos asignaturas a las que "se están poniendo pegas para que se puedan impartir en los institutos".

Esta asignatura, destaca Álvarez, es muy importante para "muchos alumnos a los que les gustaría hacer ingenierías", pero "hay muy pocos centros" en los que se oferte .

 

LOS TRES ACCÉSITS

Funda de cuchillos antibacterias

Iago Domínguez, que compatibiliza su pasión por los inventos con el chelo, un instrumento que lleva tocando siete años, presentó al concurso una funda de cuchillos de silicona, un material "bastante resistente que permite evitar cortes, resiste la temperatura, es elástica y además no desarrolla bacterias, lo que la hace muy higiénica".

Se acabaron las llaves perdidas

El llavero diseñado por Iago Rodríguez y Juan Fraile -guitarrista, además de futuro genio- "lleva un infrarrojo que detecta el calor del cuerpo", de forma que pita si se cae. También lleva un "chip conectado al móvil" para llamarlo si se extravía. El problema, por ahora, es que sólo el prototipo "costaría más de mil euros" y sería enorme .

Sin más errores en las gasolineras

El trabajo de André García -ausente en la foto por estar fuera de Santiago- es un Sistema de reposición de combustible diferenciado. Consiste en muescas distintas en las mangueras de las gasolineras que impidan que si el coche es de gasolina se le eche diésel, y a la inversa. Fue premiado con un accésit.