El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Lavacolla podría perder dos rutas a Canarias por los recortes de Ryanair

Los dos aviones que cubren los enlaces de Tenerife Sur y Las Palmas tienen en las islas sus bases, que la aerolínea va a cerrar // "En la situación actual, Santiago no podría asumir estos vuelos", dice USO

Ryanair tiene por norma que los pasajeros desembarquen a pie de pista y caminen hasta la terminal.  - FOTO: F. Blanco
Ryanair tiene por norma que los pasajeros desembarquen a pie de pista y caminen hasta la terminal. - FOTO: F. Blanco

ARTURO REBOYRAS SANTIAGO   | 19.08.2019 
A- A+

Lavacolla podría perder dos de sus rutas con el archipiélago de Canarias si Ryanair cierra, como ya avanzó en julio, sus bases en las islas de Tenerife y Gran Canaria. La aerolínea irlandesa de bajo coste anunció una batería de recortes en la que se incluye prescindir de tres de las trece bases con las que cuenta en territorio español. Así, entre las elegidas, dos se encuentran en territorio insular, lo que podría afectar a todas las rutas programadas desde sendos aeropuertos. Dos de las conexiones a las que salpicaría la medida serían las establecidas con Lavacolla desde las terminales de Tenerife Sur y Las Palmas.

Así lo explica a EL CORREO Laura Estévez, portavoz del sindicato USO; quien señala que "el avión, los tripulantes y los pilotos que operan esas rutas están en las bases de Canarias, no en la de Santiago", por lo que, si desaparecen, es muy probable que también se vean afectados los enlaces. "Siempre tiene que haber una base en una ruta, y en este caso no es Santiago, sino las otras dos", añade la representante sindical.

En este contexto, detalla que en el caso de vuelos de corta distancia, "como pueden ser con Madrid, podría darse otro tipo de combinaciones: si cerrase Barajas, Sevilla podría triangular y hacer Sevilla-Madrid, Madrid-Santiago, Lavacolla-Sevilla, por ejemplo. Sin embargo, en el caso de Canarias, los dos saltos (que llaman las aerolíneas a cada trayecto) ya cumplen con el máximo permitido de horas de vuelo, por eso las bases de Canarias solo hacen ida y vuelta y no cuatro saltos, como otras bases de Ryanair que operan vuelos de una hora".

Así las cosas, de cerrarse los dos destacamentos del archipiélago sería muy difícil, asevera, que la compañía pudiese seguir manteniendo estos dos trayectos, según el sindicato. "¿Si podría asumir Santiago, siendo base, esas rutas? Por poder, podría, pero no en las condiciones actuales. Lavacolla solo tiene un avión, que ya está al máximo de rutas posibles. Si asumieran ambos enlaces, tendría que eliminar otras. La otra opción sería un segundo avión para Santiago, pero justo la excusa de Ryanair para cerrar Canarias es que se lleva las aeronaves a puntos más rentables ante el retraso de la entrega de los nuevos Boeing 737 MAX. Con lo cual, un avión más para Santiago quedaría descartado", sostiene Estévez.


HUELGA. Cabe recordar que los sindicatos USO y Sitcpla de tripulantes de cabina (TCP) de Ryanair en España registraron el pasado martes el preaviso para una huelga de diez días el próximo mes de septiembre (1, 2, 6, 8, 13, 15, 20, 22, 27 y 28), en las trece bases españolas de la aerolínea irlandesa en protesta por su intención de cerrar tres de ellas. Señalan que el motivo de este parón es "impedir el cierre de las bases de Gran Canaria, Tenerife Sur y Girona, si en este último caso se confirmase lo anunciado como intención, así como los despidos que de ese cierre se derivase en el personal directamente contratado por Ryanair y el que aún está ilegalmente en las agencias satélite".

Al respecto, ambos sindicatos ya habían advertido de que convocarían paros en septiembre tras el anuncio de la aerolínea irlandesa que ya avisó en febrero del ajuste de bases y recortes de empleo. USO critica la "actitud de burla" de la compañía tras más de un año de reuniones en organismos oficiales españoles, y asegura que no alberga "la más mínima esperanza de entendimiento".

LA COMPAÑÍA ASEGURA QUE NO habrá cancelaciones

••• Desde Ryanair se asegura que debido a la entrega tardía de hasta 30 aviones 737 MAX varias bases se reducirán o se cerrarán este invierno. La compañía dice que ninguna ruta se verá afectada, ya que "serán atendidas por vuelos desde otras bases a partir de noviembre cuando comience el horario de invierno". Tras presentar sus cuentas, la aerolínea anticipó que se verá obligada a acometer despedidos, que se aplicarán a finales de septiembre, y de nuevo después de Navidad, tras la caída de beneficios. Señala que sobran 500 pilotos y 400 asistentes de vuelo.