El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Limpieza manual con cepillos y rasquetas

La recuperación de las torres y la fachada del Obradoiro eliminó suciedades y vegetación

Maleza en la Catedral invadiendo la fachada en la zona de Platerías.  - FOTO: ecg
Maleza en la Catedral invadiendo la fachada en la zona de Platerías. - FOTO: ecg

REDACCIÓN SANTIAGO   | 04.10.2018 
A- A+

La Fundación Catedral describió ayer al detalle los trabajos realizados en los paramentos, tanto de las torres como de la fachada del Obradoiro, que han permitido que recuperaran todo su esplendor, libres de suciedad, pero también de vegetación y hongos.

Sobre las piedras y en sus junturas señalan que se encontraban "algas, líquenes, musgos, hierbas o plantas de distinto tipo, junto con la contaminación atmosférica y orgánica, afeaban su aspecto e impedían una correcta apreciación de estas fábricas". Una presencia invasiva que además de alterar la imagen original de la construcción, también estaba afectando a su estructura externa e interna.

"Sus raíces, fisurando o fracturando la piedra, se convertían en depósitos de humedad que acababa filtrándose al interior". De esta forma, además de las roturas, también favorecían la presencia de humedades, especialmente en cornisas, balcones y terrazas, favoreciendo la entrada y acumulación de agua.

Por otra parte, el deterioro de los encintados que unían las piedras "causaban problemas añadidos de sales e impedían la transpiración de la fábrica, facilitaban constantes filtraciones de humedad, que incluso en forma de agua líquida alcanzaban al Pórtico de la Gloria", explicaron.

Los trabajos de limpieza se llevaron a cabo de forma manual y con el máximo cuidado, dada la categoría del monumento, utilizando cepillos y rasquetas para eliminar la vegetación y sus raíces, así como los detritus y las sales adheridas.

Según explican, también se ha utilizado vapor de agua a presión controlada para limpiar tanto las superficies exteriores como las juntas, "que permite un lavado de los deshechos con una mínima cantidad de agua". Una labor en la que se han extremado las precauciones al actuar sobre las piezas escultóricas, "respetando los restos de capas pictóricas", para mantener el aspecto original de Catedral.

Conservación preventiva

•••Los líquenes negros y grises también fueron objeto de tratamiento con un biocida, pero no se han retirado porque al estar fuertemente adheridos su retirada podría dañar los sillares.

 

•••Sobre ellos se mantiene un control a través del plan de conservación preventiva que se lleva a cabo en la Catedral en las zonas ya rehabilitadas.