El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

En un informe interno

La Policía identificó al ladrón del Códice tres días después del robo

El Sindicato Unificado de Policía apunta que "si se ha tenido en cuenta la información del funcionario, cuesta trabajo entender el porqué de la tardanza en su resolución, y si no fue así, alguien deberá dar las explicaciones oportunas" //La Policía comenzó en enero a vigilar al detenido por el robo del Códice y cree que actuó motivado por la "venganza" //En libertad con cargos el hijo del electricista y su novia // Los detenidos pasarán mañana a disposición judicial // El Códice Calixtino fue localizado en una bolsa de basura en un garaje de Milladoiro, propiedad del principal sospechoso, Manuel Fernández Castiñeiras // El electricista se mantuvo firme en el interrogatorio y sería uno de sus familiares, también detenidos, quien revelaría el escondrijo en el que estaba el libro // La policía encontró 1,2 millones de euros y facsímiles al registrar domicilios relacionados con los detenidos por el robo // Detenidas en total cuatro personas

SANTIAGO. REDACCIÓN / AGENCIAS  | 05.07.2012 
A- A+

RAMÓN ESCUREDO
Llegada del Códice Calixtino a la Catedral
FOTO: RAMÓN ESCUREDO

Un informe interno de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de Santiago con fecha del 8 de julio de 2011, tres días después del robo del Códice Calixtino, identificaba ya al ahora detenido como presunto autor del hurto.

Así lo ha informado el Sindicato Unificado de Policía, que ha querido felicitar al funcionario de esta brigada que tres días después de producirse los hechos informó a la Jefatura de la Comisaría de la posibilidad de que el ahora detenido fuese el autor del robo aportando "datos concretos".

Tras señalar que este funcionario debería recibir "honores y felicitaciones" por su pericia, el Sindicato Unificado de Policía ha asegurado "desconocer" si este escrito tuvo influencia en la investigación abierta y que ha dado como resultado la detención de un extrabajador de la Catedral como presunto culpable.

"Si se ha tenido en cuenta, cuesta trabajo entender el porqué de la tardanza en su resolución. Y si no fue así, alguien deberá dar las explicaciones oportunas", ha indicado el sindicato, que ha instado además a despejar algunas "cuestiones colaterales".

Entre estas cuestiones, el sindicato de policías ha apuntado a las "relaciones laborales y humanas" entre el detenido y los responsables de la Iglesia compostelana y, más en concreto, "las insinuaciones del Deán y responsable de la custodia del Códice".

La Policía comenzó en enero a vigilar al detenido por el robo del Códice y cree que actuó motivado por la "venganza"
El jefe de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) Central, el comisario principal Serafín Castro, ha revelado este jueves que fue en el mes de enero, y tras investigar a una treintena de personas, cuando la policía comenzó a vigilar de cerca a José Manuel Fernández Castiñeiras, detenido ahora por el robo del Códice Calixtino, ya que, a diferencia de otros investigados, éste tenía un "motivo" para haber llevado a cabo el hurto a modo de "venganza", ya que había sido despedido como electricista autónomo de la catedral después de 25 años.

Asimismo, ha desvelado que el exelectricista de la Catedral de Santiago de Compostela se delató en una conversación informal que mantuvo con varios agentes de la Policía en la que, al ser preguntado sobre si el documento habría sido quemado, el aseguró que no.

"No, no, no, no está quemado" contestó, según Castro, "instintivamente", al ser preguntado: -"Manolo, ¿No lo habrán quemado?". "Le traicionó el subconsciente", ha añadido el jefe de la UDEV en una rueda de prensa, en la que también ha señalado que fue a partir de este momento cuando la Policía comenzó a tener "más sospechas" de que el exelectricista podría ser el autor del robo.

Aunque Castro ha asegurado que la Policía todavía no dispone de información suficiente para saber de dónde podrían proceder las importantes cantidades de dinero incautadas, que ascienden a 1,2 millones de euros, 30.000 dólares y monedas y billetes en pesetas, sí ha informado de que en uno de los registros han encontrado varios cuadernos escritos por el propio Manuel en los que, según sospechan, podría encontrarse la procedencia del dinero.


Hasta 3 años de cárcel para el ladrón del Códice Calixtino

Los cuatro detenidos el martes en relación con la desaparición del Códice Calixtino el 5 de julio de 2011, y que fue recuperado este miércoles, pasarán el viernes a disposición judicial, después de que el hijo del exelectricista de la Catedral y su novia quedaran en libertad con cargos.

Así, según informan fuentes judiciales, el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Santiago de Compostela, Antonio Vázquez Taín, tomará el viernes declaración a los cuatro detenidos, dos de ellos en libertad con cargos, ya que este jueves se continuará con el registro de otro local.

El exelectricista, Manuel Fernández Castiñeiras, y su mujer, permanecen detenidos en dependencias de la Policía Nacional, mientras que el miércoles quedaron en libertad el hijo de estos y su novia.

Aún bajo secreto, el sumario del Códice Calixtino podría suponer penas de prisión de hasta tres años para los autores de la sustracción del manuscrito, según establece el Código Penal. Se trata de un hurto, no un robo, pero agravado por el especial valor del documento. La presencia del dinero en efectivo en poder del detenido no supone en sí un delito, sino un indicio, en caso de que no pudiese haber justificado su procedencia.

Hasta su regreso oficial a la Catedral, el documento estará a salvo en una caja fuerte de las dependencias de la Policía que lo albergarán mientras se realizan una serie de pruebas periciales para ratificar que no sufrió ningún daño. Previamente, el Códice estuvo esta tarde una media hora en el templo, a donde lo llevaron agentes de la investigación y el juez del caso, José Antonio Vázquez Taín, para confirmar su autenticidad.

Visiblemente emocionados y "agradecidos" a los investigadores, el deán de la Catedral, José María Díaz, quien cesó como canónigo archivero poco tiempo después de la desaparición y que este miércoles recordó que él fue la "víctima" de su pérdida, así como el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, confirmaron que el Códice es el "auténtico".

El "sí, es el Códice" de Barrio llegó a los periodistas congregados a las puertas del Archivo de la Catedral en torno a las 17.30 horas, alrededor de media hora después de que el documento hiciese su entrada en el templo en medio de un gran despliegue policial --con una comitiva de al menos cinco vehículos-- y de la curiosidad de peregrinos y turistas.

Traslado a la Catedral para su identificación
La Policía Nacional y la comisión judicial han trasladado a la Catedral de Santiago el libro antiguo hallado en un trastero en la población de Milladoiro, en el municipio coruñés de Ames, para ratificar que es el Códice Calixtino, desaparecido el 5 de julio de 2011. El arzobispo de Santiago, Julián Barrio, y el deán de la Catedral compostelana, José María Díaz, han confirmado la autenticidad del Códice Calixtino, hallado en una bolsa de plástico oculto en un trastero en la población coruñesa de Milladoiro, próxima a la capital gallega.

A las 16.50 horas de este miércoles partieron desde Milladoiro cinco vehículos que escoltaban el libro. En la comisión judicial se encontraba el titular del Juzgado de Instrucción Número 2 de Santiago, José Antonio Vázquez Taín, y el fiscal de Patrimonio del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), Antonio Roma, además de numerosos agentes de la Policía Nacional.

En concreto, el libro desaparecido desde hace casi un año se encontraba en un garaje empleado como trastero en el edificio número 5 de la calle Da Cruxa. En el lugar se congregaron numerosos vecinos de la zona y curiosos.

TESTIGO

Sobre el operativo para recuperarlo, Mauricio García, un hombre que junto a su mujer presenció el hallazgo, ha explicado que la Policía les pidió a él y su esposa que comparecieran como testigos para la apertura del trastero.

Este testigo ha comentado que, al abrir la puerta, vieron "como un libro antiguo" metido en una bolsa de plástico, al lado de bolsas de cemento y plaquetas.

Además, este testigo, que se ha confesado "muy emocionado" de haber colaborado, ha destacado que el juez cuando abrió la bolsa en la que estaba el Códice Calixtino dijo: "Es éste".

EN UN GARAJE DE MILLADOIRO

EFE
Fotografía facilitada por la Policía Nacional del Códice Calixtino, robado hace ahora un año de la Catedral de Santiago de Compostela, que ha aparecido en el interior de un garaje ubicado en Milladoiro
FOTO: EFE

La Policía Nacional ha recuperado el Códice Calixtino, que permanecía desaparecido desde el 5 de julio de 2011, después de que el martes fueran detenidas cuatro personas en relación con su desaparición. El Códice Calixtino ha sido hallado en una bolsa de basura, dentro de una caja de cartón, durante un registro efectuado en un garaje propiedad de la familia del electricista detenido, Manuel Fernández Castiñeiras.

En el interrogatorio,  Manuel Fernández se mantuvo firme y no dijo nada acerca del paradero del Códice, y fue uno de sus familiares, la esposa, el hijo o la otra mujer implicada, también detenidos, quien reveló el lugar en el que estaba escondido.


Previamente, la Policía Nacional había localizado 1,2 millones de euros y varios libros religiosos procedentes de la Catedral de Santiago, así como ocho facsímiles del Códice Calixtino, en los registros de cuatro domicilios relacionados con los detenidos por la desaparición del Códice Calixtino.

Según ha informado el cuerpo, tras la detención este martes de cuatro personas relacionadas con la desaparición del Códice se realizaron cuatro registros en domicilios, garajes y trasteros en Santiago, O Milladoiro y Negreira (A Coruña) y en O Grove (Pontevedra), que se prolongaron hasta las 4.30 horas de la madrugada.

El principal sospechoso del hurto del Códice Calixtino fue detenido ayer, martes, por la mañana y fue sometido a un interrogatorio por parte de la Policía, según ha podido saber EL CORREO GALLEGO de fuentes solventes. Asimismo, fueron apresados la mujer y uno de los hijos del presunto autor como posibles cómplices del suceso. La esposa también fue interrogada por los agentes durante la tarde de ayer.

Hace ya varios meses que la Policía seguía la pista a Manuel Fernández Castiñeiras, electricista que había trabajado en la Catedral, por ser el principal sospechoso de una compleja investigación. Incluso se diseñó un plan para animar al presunto autor a devolver el manuscrito a cambio de entregarle los 60.000 euros de la supuesta deuda, pacto que incluiría no tomar medidas legales contra él si reponía el libro sano y salvo en la Catedral.

Según han informado los agentes, el electricista detenido había trabajado durante más de 25 años como autónomo para la Catedral de Santiago y fue despedido tras falsificar un documento laboral para simular ser un trabajador fijo contratado por el templo.

Los cuatro detenidos permanecen en la Comisaría de la Policía Nacional de Santiago de Compostela a la espera de pasar a disposición judicial en las próximas horas, previsiblemente el jueves, ya que los investigadores tienen que analizar numerosa documentación encontrada. La Policía Científica ha recordado que la investigación aún continúa abierta.

El Códice llega a la Catedral

Vivienda del sospechoso