El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Luto por la muerte del geógrafo Río Barja

Profesor y escritor, dirigió el Dicionario Xeográfico de Galicia // Contaba 91 años

C. D. SANTIAGO   | 06.01.2011 
A- A+

RÍO BARJA

Mientras se encontraba disfrutando de unas vacaciones con su familia en Tenerife, la muerte sorprendió ayer al prestigioso geógrafo Francisco Javier Río Barja a los noventa y un años de edad. Una noticia que ayer causó profunda consternación en toda la sociedad compostelana y el mundo de la intelectualidad de toda Galicia.

Tras de sí deja una ingente obra escrita, así como una dilatada labor docente por toda Galicia, con especial relevancia en Santiago, donde inició su carrera en la Facultade de Xeografía e Historia, como discípulo de Ramón Otero Pedrayo.

Entre su abundante labor destaca recientemente la dirección de los veintiocho tomos del Diccionario Xeográfico de Galicia que editó en 2009 Bolanda, y en la que colaboró el Grupo Correo Gallego. Una obra que sirvió como brillantísimo colofón a su trayectoria.

Nacido en Lugo en 1919, realizó sus primeros estudios en esta ciudad, y allí superó sus primeras oposiciones, al cuerpo de Correos. Después de finalizada la Guerra Civil, cursó los estudios de Geografía e Historia, y su primer destino profesional como docente fue en Viveiro.

Desde esta localidad lucense regresó a Santiago, donde realizó oposiciones a profesor universitario y obtuvo la plaza de adjunto en la cátedra que ocupaba Otero Pedrayo.

En esos años realizó su tesis doctoral, y posteriormente opositó a la escuela de Magisterio y obtuvo plaza. Su primer destino fue Canarias, pero consiguó permutar la plaza y quedarse en Compostela.

Esta labor docente la compaginó con la pertenencia a instituciones como la Real Academia Galega, donde ingresó con un discurso sobre Interpretación xeográfica da paisaxe compostelá. Asimismo, fue también miembro y director del Instituto de Estudios Galegos Padre Sarmiento.

Entre sus numerosas publicaciones, además de la dirección del Diccionario, figuran también diversos trabajos sobre geografía de Galicia, y la docencia de esta asignatura para ilustrar la labor de los profesores. Asimismo, también publicó un valiosísimo trabajo de investigación, la Cartografía Xurisdiccional de Galicia, en el que reconstruyó las circunscripciones señoriales, convirtiendo la obra en un apoyo fundamental para los historiadores.

Su labor fue ampliamente reconocida con diversos galardones, entre los que cabe citar el Premio Trasalba, la Medalla Castelao, en 1996, o el Pedrón de Ouro, que le fue concedido en 2007 por su intensa labor de investigación y difusión de la geografía gallega.

Precisamente, uno de sus últimos trabajos lleva por título Galicia, esa desconocida. Un nuevo intento para dar a conocer una realidad física que ya había presentado a todos los docentes a través de un plano de comunidad elaborado por él mismo.

Este famoso plano, escala 1/50.000, recogía de forma detallada todos los accidentes geográficos de Galicia, con el objetivo de que fuera recorriendo los colegios para que los alumnos aprendieran a aproximarse a la geografía de la manera más atractiva posible.

También formó parte de las direcciones de publicaciones de la categoría de la Revista de Economía de Galicia, donde se aglutinaba el pensamiento galleguista, o de la Revista Galega de Estudios Agrarios.