El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

LAS 1001 CARAS DE COMPOSTELA

"Mis bolsos son artesanales, sencillos y muy funcionales"

La diseñadora Lara Santomé se aficionó a la costura gracias a su abuela, y en 2015 creó la firma Mundaya

Lara Santomé con algunos de sus
bolsos en su estudio.
Lara Santomé con algunos de sus bolsos en su estudio.

ANA IGLESIAS  | 29.03.2018 
A- A+

Aprendió a utilizar la máquina de coser al lado de su abuela paterna Lela, y entre sus heridas de guerra de infancia se encuentran dos puntadas en un dedo hechas con aquella vieja Alfa. "Solo recuerdo ir en brazos de mi tía mirando los dedos cosidos", recuerda divertida Lara Santomé, diseñadora y fundadora de la firma de bolsos Mundaya.

Interiorista afincada en Compostela, Lara estaba estudiando Diseño de Producto en la Escuela Mestre Mateo cuando decidió montar su pequeña empresa, de la que siempre habla en plural "porque aunque todavía soy yo sola ayudada desinteresadamente por un par de amigos, me gusta pensar en Mundaya a largo plazo y con un equipo más grande".

A sus bolsos, realizados a mano en un taller de Aríns, los define "cien por cien funcionales, divertidos por el color que tienen, y sobre todo, muy sencillos", realizados en materiales de calidad, como lanas, algodón orgánico o arpilleras, entre los que destacan los bolsos tote Alondra y Monochrome, "las que más alegrías me da"; las bomboneras y mochilas Area; los crossbody Nameless y las mochilas Vinka, todos ellos en una amplia gama de colores.

Lara reconoce que "aunque soy una persona interesada en la moda, nunca lo fui desde el punto de vista del creador, sino solo como simple compradora. Y sorprendentemente, tampoco he sido nunca demasiado aficionada a los bolsos, aunque sí creo que es un accesorio fundamental. Precisamente, el hecho de no encontrar alguno con el que yo me identificase al cien por cien, fue lo que me llevó a hacerme uno, y de ahí, a acabar creando la marca".

"También la curiosidad", reconoce, "porque me habían regalado una máquina de coser en 2010 y solo me hacía alguna prenda por pasar el rato. Quería comprobar cómo se hacía un bolso, cuántas piezas llevaba... resolver el problema de su confección".

El resultado fue "un bolso gris, de rayas diplomáticas y puntilla, que ahora veo horroroso", se ríe, y que ella hizo después de estrenar la máquina haciendo una funda de sofá y un vestido de fiesta.

Insiste en esa "espinita" que tenía desde la infancia de tener una máquina de coser, después de haber tenido a los diez años una de juguete. "Creo que la costura siempre ha estado ahí, y seguro que en algún momento lo dije en alto, así que mi chico me la regaló en un cumpleaños". Y si su abuela es un referente, su madre no se queda atrás. "Recuerdo, incluso, una falda vaquera en la que me bordó un Mickey Mouse cuando era pequeña", dice.

Al hablar del proceso de trabajo, Lara matiza que "no hago colecciones por temporada, aunque siempre saco en ellas alguno especial", por lo que habitualmente trabaja con sus básicos.

"Tengo cuatro o cinco ideas e intento resumirlas en una, buscando que sea cien por cien funcional, lo más sencillo posible, sin adornos y sin nada que le sobre", dice. "Empiezo dibujando y cuando ya tengo la idea, paso a cortar, que es la parte complicada, porque no siempre lo que una tiene en la cabeza es lo que lleva al dibujo. Una vez montado el primer prototipo, es cuando realizo los cambios para que el bolso quede como yo quería", y reconoce que "a veces, en el proceso de protatipar, quitar y cambiar, se llega a ideas que son mejores que las primeras que se pensaban".

Aunque la base de su empresa son los bolsos, en Mundaya también pueden encontrarse algunos productos de decoración, como láminas con frases inspiradoras y cojines, o tazas con dibujos geométricos. "Van acorde a mi filosofía de vida y a mis gustos, aunque Mundaya", insiste, "es fundamentalmente de bolsos".

aiglesias@elcorreogallego.es

{ LAS 1001 CARAS DE COMPOSTELA }

"Creo que para ser diseñador hace falta, sobre todo, ser muy curioso"

 

"Mi interés por la moda siempre fue como compradora, no como creadora"

 

"Una vez montado el primer prototipo es cuando realizo cambios para que el bolso quede como yo quería, y a veces en el proceso salen mejores ideas"