El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Niños empapados por una pasarela que sigue paralizada

Indignación en Fontiñas por el retraso en la apertura del paso cubierto entre los centros de infantil y primaria

Los niños, haciendo frente a la lluvia junto a la pasarela todavía cerrada - FOTO: Fernando Blanco
Los niños, haciendo frente a la lluvia junto a la pasarela todavía cerrada - FOTO: Fernando Blanco

LUIS ÁLVAREZ SANTIAGO   | 15.10.2019 
A- A+

Años llevaban los padres de alumnos de los centros de infantil y primaria de Fontiñas reclamando la construcción de una pasarela cubierta que comunicara ambos centros para que los niños pudieran desplazarse a cubierto.

Por fin en 2016, Xunta y Ayuntamiento se pusieron de acuerdo para la construcción de esta infraestructura y repartirse los costes de la misma. Raxoi se encargaría de la estructura, y la administración autonómica de llevar a cabo el acondicionamiento interno. El presupuesto final rondaba los 125.000 euros, que fue el importe por el que salió a licitación.

Pero por una razón u otra el anterior gobierno de CA fue retrasando la ejecución de los trabajos, y lo que en principio iba a ser para el curso 2017-2018 fue quedando para el siguiente, y al final los trabajos no se iniciaron hasta enero del presente año.


por partes. Mientras tatnto, la Xunta criticaba al Ayuntamiento por los retrasos, ya que afirmaban ante las quejas de los padres que el presupuesto para ejecutar su parte de la obra estaba cerrado, pero que no era posible iniciarla hasta que Raxoi no completara su parte y les diera el relevo para acometer el acondicionamiento y proceder a su apertura. Los trabajos de construcción de esta infraestructura, que tiene forma de U, y está construida en rampa con vallas perimetrales para que los pequeños puedan circular con seguridad, fueron de tres meses, de forma que todos esperaban que para el inicio de este curso por fin pudiera estar en funcionamiento.

Pero no fue así, y la indignación de los padres que se encuentran con el paso cubierto prácticamente acabado pero sin entrar en funcionamiento, cuando ya empiezan a llegar las primeras lluvias fuertes, quedó ayer bien patente, tal y como explicaron a este periódico.