El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

{ LAS 1001 CARAS DE COMPOSTELA }

"Sin pequeño comercio, la ciudad muere"

Cristina Tojo recibirá hoy el premio a la Autónoma del Año de Galicia // Su negocio cumple 106 años

Cristina Tojo es la dueña de Comercial
Tojo - FOTO: Antonio Hernández
Cristina Tojo es la dueña de Comercial Tojo - FOTO: Antonio Hernández

S. CUIÑA  | 12.01.2019 
A- A+

Cristina Tojo, propietaria del emblemático establecimiento santiagués Comercial Tojo, recibirá hoy el premio de Autónoma del Año de Galicia, en una gala que se celebrará en Sanxenxo. Esta compostelana, que se hizo cargo del negocio familiar fundado por su abuelo hace casi 106 años, cree que "es un reconomiento a la labor de mi padre y mi abuelo que fueron los que levantaron todo esto. La verdad, es que no me lo esperaba, ha sido una sorpresa. Estoy, muy contenta y agradecida", explica.

"Mi abuelo y mi padre supieron mantener el negocio a pesar de las dificultades. Hoy en día los principales obstáculos para un establecimiento como este son la crisis económica, el crecimiento de las grandes áreas comerciales y sobre todo el comercio on-line. Este último es nuestro máximo competidor", reconoce Cristina Tojo. Para hacer frente a esta dura competencia solo hay una fórmula. "Trabajar más y pasar más horas al frente del negocio".

Para Cristina Tojo este premio también supone "el reconocimiento al comercio tradicional.Si muere el pequeño comercio, las ciudades mueren con ellos, se vuelven tristes y se quedan sin vida", afirma.

Comercial Tojo, situado en la calle de la Calderería, comenzó siendo una zapatería y posteriormente se fue adaptando a las necesidades de cada época. "Mi abuelo empezó con el negocio como zapatería. Vino a Santiago de adolescente y comenzó a trabajar, primero en Mosquera y después en los almacenes El Pilar, en la sección de zapatería. Así que cuando abrió su tienda optó por una zapatería. Sin embargo, tuvo que cambiar su negocio durante la Guerra Civil, porque los curtidos se iban al Ejército, así que se dedicó al menaje de hogar", recuerda Cristina Tojo.

Después "comenzó la emigración y se necesitaban maletas y baúles, así que empezó a traerlos. El negocio fue cambiando paulatinamente hasta hoy en día, que es un bazar de artículos de viaje y complementos, aunque supongo que con el tiempo habrá que ir introduciendo cambios. No puedes quedar esperando a que vengan a tiempos mejores", comenta.

Cristina decidió seguir los pasos de su abuelo y su padre "porque a mí el negocio me gusta mucho. El trato con el público me entusiasma, yo disfruto con el comercio. Mi clientela es la mejor que hay", asegura. Y eso se nota, ya que reconoce que su clientela es sobre todo de Santiago y es muy fiel. "Vivimos básicamente de los compostelanos, aunque también nos compran turistas. Por fortuna, la gente sale muy contenta y repite cuando necesita algo".

"Me entusiasma el trato con el público. Mi clientela es la mejor que hay"

"El comercio 'on- line' es, sin duda, nuestro principal rival hoy en día"