El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Plan para renovar todas las marquesinas de buses e instalar las isletas de bicis

El Ayuntamiento está a punto de rescindir el anterior contrato // Las bicicletas serán también para los turistas y no se descarta que algunos modelos sean eléctricos

Panel de la marquesina de autobús en el barrio de Santa Isabel, atado a una barandilla con una cinta de acordonar
Panel de la marquesina de autobús en el barrio de Santa Isabel, atado a una barandilla con una cinta de acordonar

SANDRA CUIÑA SANTIAGO   | 16.02.2020 
A- A+

El estado de algunas marquesinas situadas en las paradas de autobús de la capital gallega deja bastante que desear. Por ejemplo, los vecinos del barrio de Santa Isabel mostraban ayer su enfado por el arreglo provisional con una cinta de acordonar que se hizo en un lateral de una de las marquesinas de la zona.

Y es que uno de los paneles publicitarios que cierra la misma estaba completamente torcido y en vez de retirarlo se optó por atarlo con cinta a una barandilla. Un arreglo que los vecinos califican de chapucero y que incluso, con los habituales temporales, puede suponer un peligro para los usuarios de los autobuses.

Y esta no es la única queja recibida en este rotativo sobre las marquesinas, puesto que son muchos los compostelanos que denuncian que los diferentes modelos que hay no responden a las necesidades de la capital gallega, donde llueve y hace viento muy a menudo. Así, denuncian que la mayoría de ellas no protegen del agua, ya que en muchos casos no tienen los laterales cerrados y si los tienen, el ángulo es demasiado abierto y permite que la lluvia se cuele y moje por completo los asientos que hay en las mismas.

Para remediar esta situación heredada del gobierno de CA, el concejal de Movilidad, Gonzalo Muíños, está a punto de finiquitar el acuerdo con la anterior concesionaria de estas instalaciones. "Estamos pendientes de unos trámites burocráticos para rescincidir el contrato", dijo el edil.

Tan pronto se solventen estos flecos el gobierno de Bugallo pretende instalar tanto en el rural como en el centro urbano marquesinas que se adapten mejor a la meteorología de Compostela e impida que la gente se moje mientras espera el autobús, sobre todo, en zonas rurales o de descampado. También se renovarán las pantallas informativas.

Además, junto a algunas de estas nuevas marquesinas, incluirán puntos para la recogida del servicio de bicicletas de alquiler que el Ayuntamiento tiene previsto poner en marcha.

Se trata de una red de puntos donde poder cogerlas y dejar las bicis, puesto que la intención del Concello es la de potenciar el uso de las dos ruedas en la ciudad. De ahí, las recientes palabras del alcalde, Xosé Sánchez Bugallo, en las que anunciaba que Raxoi está estudiando bajar a 20 km/hora la velocidad máxima en el centro de la ciudad.

Según indicó Gonzalo Muíños a este rotativo, "aún no hay ninguna decisión tomada al respeto, pero sí lo estamos estudiando, porque queremos potenciar la convivencia entre ciclistas y vehículos en las vías públicas de la ciudad", dijo.

En opinión de Muíños, en caso de que se decida reducir la velocidad considera que tampoco se va a notar tanto la diferencia de 30 a 20 kilómetros.

La intención del Concello es que el nuevo servicio de dos ruedas pueda ser utilizado por los turistas, ya que podría ser una opción perfecta para los visitantes de conocer otros lugares de Santiago, además de la Catedral y el resto del casco histórico. Por ejemplo, con la bicicleta los turistas podrían acercarse al monte Pedroso, con unas excelentes vistas de la ciudad, la Colegiata de Sar o Conxo, entre otros lugares.

Asimismo, barajan la posibilidad de contar con bicicletas convencionales, pero también eléctricas, "porque así se puede abarcar un público más amplio, que a lo mejor por la orografía de la ciudad no emplearía una bici normal para desplazarse, pero sí que lo haría con una eléctrica".

Por otro lado, se sigue estudiando la realización de una senda ciclista hacia Cerceda, siguiendo el curso de las vías del tren, y también se están dando pasos sobre el proyecto que presentó la asociación Composcleta para unir Santiago y Milladoiro con una ruta ciclista pasando por Conxo y conectándola con la senda de las Brañas de Sar.

En la actualidad el tramo que va hasta la zona del Banquete de Conxo es peatonal, pero también la pueden usar los ciclistas a velocidad moderada. Ahora, Raxoi tiene la intención de añadir un carril exclusivo para bicis y completar así el tramo que la uniría con Milladoiro.