El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

SANTIAGO

Los plazos de la puesta en servicio de la EDAR de Santiago se alargarán unos cinco años hasta 2022 o 2023

E.P. SANTIAGO  | 21.02.2017 
A- A+

Las tres administraciones implicadas en la construcción de la nueva Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Santiago de Compostela se han reunido este martes para avanzar en el proyecto, que no quedará completamente terminado hasta 2022 o 2013, periodo en el que, además, vence la subvención de los fondos europeos con cargo a los cuales se pagará la mayor parte de esta infraestructura.

Este plazo es la estimación que ha hecho la directora de Acuaes, Arancha Vallejo, en declaraciones a los medios tras la reunión que ha tenido lugar este martes en la capital gallega y en la que han estado también el director de Augas de Galicia, Roberto Rodríguez, y el concejal de Medio Ambiente de la capital gallega, Xan Duro.

Arancha Vallejo ha explicado que al menos se necesitan cinco años para que el proyecto pueda salir adelante, entre el diseño, la construcción y las pruebas que hay que realizar para su puesta en funcionamiento definitivo. La fase de construcción dura mínimo tres años, ha apuntado.

Al margen de este proyecto, también se han puesto en marcha medidas provisionales para mejorar el funcionamiento de la EDAR actual. "Lo bueno es que hemos hecho unas medidas provisionales para que funcione mejor la actual", ha indicado.

En cuanto al descubrimiento de petroglifos, la directora de Acuaes ha explicado que hay que "compatibilizar" el proyecto con la cuestión ambiental con la arqueológica, y "construir bajo esa suma de muchas opiniones y sensibilidades".

FINANCIACIÓN Y CONVENIO

Por su parte, el director de Augas de Galicia ha recordado, como avanzó este lunes la Xunta en un comunicado, que la administración autonómica asumirá el 50 por ciento de lo que reste sin financiar por parte de los fondos europeos, lo que supondrá en torno a un 20 por ciento del total.

Al respecto, el concejal Xan Duro ha manifestado que el Ayuntamiento de Santiago tiene previsto aportar en torno a un 15 por ciento del total del proyecto, pero esta cifra, como él mismo ha reconocido, no está cerrada.

De hecho, el convenio entre las tres administraciones todavía no está cerrado y se firmará en los próximos meses. Concretamente, todas las partes se han citado en torno al mes de junio para formalizar este acuerdo.

Tanto la Xunta como el Ayuntamiento han agradecido la reunión que se ha mantenido este martes. Xan Duro ha agradecido la "sensibilidad" y la actitud "colaborativa" de las otras dos administraciones con respecto a mejorar el proyecto y se ha mostrado "optimista" en cuanto a que vaya a quedar la "depuradora que Santiago se merece".