Lunes 21.10.2019 Actualizado 11:26
Google    

El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

La población de Santiago creció un 16% desde que es capital de Galicia

Compostela ganó 13.267 habitantes desde 1981 // El aumento demográfico y su influencia política dispararon la construcción, que en tres décadas transformó por completo la ciudad

Aglomeración de personas en un día de verano en la compostelana Porta Faxeira, que une la Alameda con el casco histórico de la ciudad.  - FOTO: ECG
Aglomeración de personas en un día de verano en la compostelana Porta Faxeira, que une la Alameda con el casco histórico de la ciudad. - FOTO: ECG

XOSÉ RAMÓN R. IGLESIAS SANTIAGO  | 26.11.2013 
A- A+

Pese a un contexto general donde Galicia va perdiendo paulatinamente población y el final del monopolio universitario en la comunidad, con la descentralización hacia Vigo y A Coruña, la capitalidad autonómica provocó que Santiago de Compostela incrementase su número de habitantes en las últimas décadas. Desde el año 1981, en que el pueblo gallego refrendó en las urnas el Estatuto de Autonomía, hasta el último padrón oficial publicado por el Instituto Nacional de Estadística, la población de la capital de Galicia experimentó un crecimiento del 16%, al aumentar desde los 82.404 habitantes censados en primer año de los 80 hasta los 95.671 registrados en 2012.

En este mismo periodo en el que Santiago fue ganando 13.267 residentes, la comunidad gallega se dejó en el camino el 1,08% de su población, lo que equivale exactamente a una pérdida de 30.414 habitantes. El número de personas censadas en Galicia descendió al pasar de las 2.811.912 del año 1981 a las 2.781.498 de 2012. Esta bajada, que se fue produciendo de manera constante, contrasta claramente con el ascenso poblacional experimentado por Santiago de Compostela, en una estadística que demuestra que su declaración como capital de la comunidad también le sirvió de motor e impulso demográfico.

Este crecimiento de Santiago como capital de Galicia, reflejado en múltiples aspectos, también tuvo una enorme repercusión en la fisonomía de la urbe. Su influencia política y su mayor número de residentes provocaron que se disparase la construcción en toda la ciudad, tanto en el centro como en sus barrios, completándose una moderna urbanización en casi todos ellos. Para un compostelano que se quedase con la perspectiva de los años 80, hoy le resultarían irreconocibles barrios como Conxo, Fontiñas, San Lárazo, As Cancelas, Vista Alegre, O Avío, Pontepedriña, O Castiñeiriño, Santa Marta, A Choupana o la carretera de Noia (Mestre Mateo).

El espectacular progreso de Santiago causó, además, el incesante crecimiento de los ayuntamientos de su área de influencia, con el consiguiente beneficio que ello también redunda en la capital de Galicia. En este sentido, cabe destacar el caso de Ames, que agrupa los núcleos de Bertamiráns y O Milladorio, y que multiplicó por más de tres su población en el periodo de referencia aludido, pasando de los 9.166 vecinos en 1981 a los 30.040 actuales. Le siguen, también con cifras dignas de reseñar, los ayuntamientos de Teo, con un ascenso de población del 66%, de 11.383 residentes a 18.454, y Oroso, cuyos habitantes crecieron un 100%, de 3.657 a 7.328.

Aunque no llamen tanto la atención, hay otras localidades del área metropolitana de Compostela que también registraron ascensos poblacionales significativos. Liderando este segundo grupo de municipios se sitúa Brión, con un auge demográfico del 8,5%.