El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

El policía acusado de soborno podría afrontar hasta seis años de cárcel

Fue detenido ayer, el mismo día en el que se realizó un exhaustivo registro en Urbanismo, donde trabajaba // Un vecino grabó cómo le pedía 1.000 euros por un informe favorable

La comisión judicial que realizó ayer el registro en las dependencias del Pazo de Raxoi se incautó de varias pruebas relacionadas con el caso. - FOTO: ECG
La comisión judicial que realizó ayer el registro en las dependencias del Pazo de Raxoi se incautó de varias pruebas relacionadas con el caso. - FOTO: ECG

UXÍO SANTAMARÍA  | 26.04.2019 
A- A+

Todas las alarmas de prevención de la corrupción saltaban hace un año en el pazo de Raxoi, cuando un vecino de Santiago hizo llegar a la Casa Consistorial una grabación en la que un agente de policía, con funciones en el departamento de Urbanismo, le solicitaba mil euros a cambio de realizar un supuesto informe favorable sobre unas obras que estaba realizando. Las fuerzas de seguridad del Estado detuvieron ayer a este agente del cuerpo municipal, perteneciente al grupo que se encarga de la vigilancia urbanística, a raíz de una investigación abierta por el Ayuntamiento compostelano por, supuestamente, pedir mordidas a cambio de informar favorablemente a los técnicos municipales en los trámites de concesión de licencias.

El funcionario, que permanecía apartado de estas labores desde el inicio de la investigación interna que abrió el actual equipo de gobierno, fue arrestado ayer por la mañana en la capital de Galicia. Todo ello en la misma jornada en la que varios agentes se desplazaron a la plaza del Obradoiro para inspeccionar la documentación que custodiaba el ahora detenido en su puesto de trabajo, así como el ordenador que utilizaba. En total se llevaron a cabo dos registros, según confirmaron a los medios fuentes de la investigación. El caso lo instruye el Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago, que investiga al agente por los delitos de cohecho, falsedad documental y contra la ordenación del territorio y del urbanismo. De confirmarse los hechos, por el delito de cohecho o soborno podría enfrentarse a una condena de hasta seis años de prisión, además de inhabilitación del cargo hasta doce, según el Código Penal.

Así, hasta el departamento de Urbanismo se desplazó ayer una comisión judicial, encabezada por la titular de la sala número 3 de instrucción de Fontiñas, que permaneció durante buena parte de la mañana en el interior del Ayuntamiento. Tras finalizar el registro, uno de los agentes abandonó el lugar con una bolsa en la que portaba varias pruebas de las que se incautaron.

El caso se remonta a mediados del pasado año, cuando una funcionaria municipal acudió junto al ejecutivo local para informarle de la existencia de una "grabación" de sonido hecha por un vecino al que, supuestamente, se le habían pedido 1.000 euros para informar favorablemente de una licencia urbanística. Al conocer el caso, el gobierno local impulsó la apertura de un expediente reservado para instruir diligencias internas en relación a los hechos.

Tras observar indicios de delito en la actuación de este agente, que llevaba 16 años trabajando en el departamento, los datos fueron remitidos a Fiscalía, que lo trasladó al juzgado en agosto. Desde aquel momento, y hasta la detención del investigado, la causa permaneció declarada secreta a la espera de informes.

No obstante, el ahora detenido permanecía apartado de estas funciones desde el mes de junio del año pasado, y se le había bloqueado también el acceso a los expedientes urbanísticos del Concello de Santiago.

Ver vídeo en: www.correotv.es

 

 Expediente

••• "No Concello témolo claro. Trasladamos no seu momento á Fiscalía os feitos despois dun expediente reservado tramitado nas nosas dependencias trala denuncia dun particular, apartamos dende o primeiro día ao traballador municipal do seu posto na inspección urbanística e colaboraremos coa Xustiza no que sexa necesario", afirmó ayer el alcalde.