El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

escándalo

La Policía esposa en el mercado de Amio a un octogenario por una oveja

Los ganaderos dicen que este hombre les visita todos los miércoles desde hace muchos años y que siempre va con su ovino como si fuera una mascota // Los veterinarios de la Xunta avisaron a los locales porque no tenía los papeles del animal

M. FILGUEIRAS • SANTIAGO   | 29.10.2009 
A- A+

antonio hernández
La oveja que acompañaba al octogenario detenido quedó en esta nave conocida como el ‘Lazareto’
FOTO: antonio hernández

Muchos no se creen todavía el capítulo que vivieron ayer en el Mercado de Ganado de Amio. Un hombre de unos ochenta años fue detenido y esposado por la Policía Local. La razón es que llevaba una oveja sin los "correspondientes certificados sanitarios para su venta", según informan fuentes del Ayuntamiento.

Los ganaderos del Mercado mostraron, sin embargo, su indignación por este argumento. Y es que "este hombre hace lo mismo desde hace ya unos veinte años. Incluso cuando el Mercado de Ganado estaba en Salgueiriños venía cada miércoles con su oveja. Se paseaba por el recinto, hablaba con nosotros, le transcurría así la mañana y a última hora se iba con su animal tal y como venía. Jamás tuvo intención de vender al ovino".

"No sabemos cuáles son las facultades mentales de este hombre, ni nos compete a nosotros analizarlas, pero todos los del mercado veíamos su visita como una anécdota. No le molestaba a nadie. Además, venía con una oveja como el que se pasea con un perro, y el animal no tenía ningún problema. Está bien cuidado", insisten en señalar a este diario vendedores de ganado en Amio. "Por eso nos preguntamos qué delito ha cometido este hombre? Estamos un poco crispados", señalan.

Y es que a las nueve de la mañana de ayer, sin embargo, los agentes de la Policía Local le pusieron las esposas a este octogenario y se lo llevaron a Comisaría. La oveja se quedó a buen recaudo en una nave conocida como el "Lazareto del recinto de Amio".

El concejal de Mercados, Andrés Fariña, explicó a este diario que, "según la explicación que me han dado los propios veterinarios, este señor es una persona de avanzada edad, que entra por una parte de la valla que está agujereada, y la oveja que trae viene sin ningún tipo de control, y no tiene autorización para vender en el Mercado. Y es una situación que hay que corregir porque el Mercado tiene unas medidas higiénico sanitarias que hay que cumplir".

. local@elcorreogallego.es

 

LA ASOCIACIÓN GALEGA DE EMPRESARIOS DE GANDO

"Nos interrumpen las ventas"

La Asociación Galega de Empresarios de Gando también mostró ayer su repulsa por la detención de este octogenario. "En el Mercado hay otros problemas más importantes", dice Marisol López, representante de esta agrupación. "Y es que desde el 16 de septiembre, los veterinarios vienen a la hora que quieren para examinar a los animales, echan a todos los usuarios fuera, y cierran el Mercado para hacer la inspección, con lo que cortan totalmente la negociación de la venta de los animales. Y en Santiago es en el único en el que se hace así. En los demás, los veterinarios examinan a los animales sin necesidad de interrumpir" .

DESDE RAXOI

"Llegó a darle una patada a un agente"

·· Marta Álvarez-Santullano, responsable de la Policía Local, explicó que "los agentes acudieron al Mercado por reclamo de los veterinarios de la Xunta porque tenía una oveja sin papeles". Cuando llegan los policías, "se niega a identificarse". El hombre "llevaba un palo en la mano y les dijo a los agentes: vosotros no sois policías ni nada, e incluso llegó a darle una patada a uno".

"Tuvieron que analizar sus huellas dactilares"

·· "Quiero decir que este hombre fue detenido porque se negó a identificarse ante la autoridad, lo que es obligación de todo ciudadano, no por tener la oveja", explica Santullano. Además, como hubo un momento de forcejeo, "los agentes aprovecharon un despiste del hombre para ponerle las esposas y meterlo en el coche". Los locales lo llevaron a la Comisaría "y allí tampoco quiso dar su nombre. Tuvieron que averiguar su identidad a través de sus huellas dactilares".

Fariña responde a la Asociación Galega

·· En cuanto a las críticas de la Asociación Galega de Empresarios de Gando, que dicen que se cierra el Mercado para hacer las inspecciones sanitarias, Fariña responde que "si los veterinarios de la Xunta exigen hacer su trabajo a puerta cerrada, tengo que cumplirlo, y adaptar los horarios. Por eso, el mercado de Recría se hace de 7 a 8 de la mañana, y el de Abastos, de 8 a 9. Los ganaderos querían que fuese continuo desde las siete, pero las inspecciones empiezan a las 8.15 horas, y los veterinarios no quieren a nadie alrededor" .