El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

crecimiento pendiente

Presión demográfica en Boisaca

Reclaman que se lleve a cabo la ampliación prevista para poder adquirir nuevas unidades de enterramiento // Raxoi recuerda que el camposanto municipal todavía tiene capacidad y que ya dispone de terrenos para incrementar la superficie en los próximos años

A. G. • SANTIAGO   | 08.12.2008 
A- A+

J. Estrada
Cementerio municipal de Boisaca. Al fondo se aprecian varios de los panteones del camposanto
FOTO: J. Estrada

A pesar de que la incineración ha ganado adeptos en los últimos años, todavía son una inmensa mayoría los vecinos de Santiago que optan por la inhumación en el cementerio de Boisaca. Un recinto cuya ampliación se ha anunciado varias veces, pero que no se ha llegado a consumar todavía.

El argumento municipal es, de un lado, que todavía existen unidades de enterramiento suficiente en las modalidades de nichos y tumbas, y que la ampliación no es todavía urgente. De hecho, señalan que en las convocatorias públicas que se hicieron para la venta de nuevas unidades, no se alcanzó el número suficiente de solicitudes.

Sin embargo, hay vecinos, como es el caso de José Antonio Pérez Sánchez, que señalan que "el crecimiento demográfico de la ciudad en los últimos veinticinco años ha atraído a Compostela a numerosos ciudadanos que carecemos de unidades de enterramiento en Boisaca".

Según explica, en el año 1999 se abrieron sendas convocatorias, la primera de ellas en marzo, pero al no alcanzar las mil solicitudes previstas "el proyecto de ampliación quedó en agua de borrajas", al igual que sucedió con la segunda, en diciembre.

Reducción a la mitad

Otra nueva ampliación se anunció en 2001, ya con dimensiones más modestas, concretamente, reduciendo el incremento del cementerio a la mitad.

Dos años después, Pérez Sánchez señala que se dirigió al alcalde en busca de información sobre la marcha del proyecto, pero que la información que recibió a finales de ese año era que se "daba carpetazo" al aumento de la superficie de Boisaca.

Sus críticas se centran en que desde esta última fecha, en 2003, no se ha vuelto a plantear la posibilidad de aumentar la capacidad de Boisaca.

Por su parte, la concejala responsables del cementerio, Marta Álvarez-Santullano, destaca que la ampliación está prevista, pero por el momento está cubierta la demanda de unidades de enterramiento, tanto en tumbas en tierra como en nichos, aunque en lo que se refiere a terrenos para panteones, no está previsto ampliar, porque no existe demanda suficiente.

En este sentido, señala que el Ayuntamiento ha recibido buena parte de los terrenos necesarios como pago del aprovechamiento urbanístico, pero que todavía faltan por completar algunas piezas junto al tanatorio para completar la operación.

SESENTA Y SEIS MIL METROS CUADRADOS

Casi doce mil plazas

El cementerio municipal de Boisaca ocupa actualmente una superficie de 66.000 metros cuadrados, de los que 2.800 son propiedad del Ayuntamiento, mientras que el resto está en régimen de concesión a los particulares. En esta superficie hay un total de 8.659 sepulturas en tierra, 2.433 nichos y 168 panteones construidos. En estos momentos, según informa el propio Ayuntamiento, están libres 146 nichos, 377 nichos cinerarios y 155 sepulturas. Hay que tener en cuenta que muchos de los fallecidos ya disponen previamente de espacio en el cementerio, de forma que frente a estas cifras el número de nuevas ocupaciones fue de tan sólo sesenta y tres, (29 nichos en alquiler, 10 en concesión, 32 sepulturas y dos cinerarios). De ahí que en el Ayuntamiento se considere que con la capacidad actual puede cubrirse la demanda. Sobre todo, si continúa la proporción creciente de incineraciones, que ha pasado de veintidós en 2005 a cuarenta y una en 2007 y cincuenta y cinco en lo que va de 2008 .

LAS CLAVES

En torno al medio centenar cada año

Según los datos estadísticos que el Ayuntamiento actualiza con ocasión del Día de Difuntos, la demanda anual de nuevos enterramientos ronda el medio centenar cada año. Concretamente, en 2008 se ocuparon treinta y nueve nichos, veintidós sepulturas y dos cinerarios. Entre nichos y sepulturas el uno de noviembre estaban disponibles más de trescientos.

Estaban previstos 18.000 más

La primera ampliación prevista en 1999 calculaba un aumento de la superficie de Boisaca hasta alcanzar capacidad para 18.000 nuevas unidades. Sin embargo no hubo demanda suficiente. Raxoi señala que para el caso concreto de panteones no hubo solicitudes suficientes como para destinar un espacio aparte para esta modalidad.

Remodelación de todo el recinto

Aparte de la ampliación prevista, que la concejala señala que se producirá en l0os próximos años, Raxoi también ha acometido un programa de acondicionamiento de los accesos al cementerio, con la el asfaltado del vial principal, la instalación de nuevo alumbrado y de mobiliario urbano. En la reforma se invirtieron un total de 400.000 euros .