El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Problemas con las cubiertas a causa de las persistentes rachas de viento

Intervinieron los Bomberos en el Ensanche y en el casco histórico // Parques cerrados

Retirada de una uralita en la rúa de Casas Reais - FOTO: ECG
Retirada de una uralita en la rúa de Casas Reais - FOTO: ECG

LUIS ÁLVAREZ  | 15.01.2020 
A- A+

Al final no hubo que lamentar daños mayores, pero las fuertes rachas de viento que ayer azotaron Santiago, especialmente al mediodía, obligaron al Ayuntamiento a tomar medidas de precaución y a los Bomberos a intervenir para evitar que se produjeran incidentes.

De hecho, la Policía Local procedió a acordonar los parques para evitar problemas con la caída de ramas, a pesar de lo cual no faltaron personas que se saltaron las cintas para cruzar por el interior de la Alameda con el riesgo que representa. Las medidas se aplicaron también en Fontiñas, como refleja la fotografía de la derecha.

Aún así, no hubo que lamentar daños personales, y en ello también tuvo que ver la rápida intervención preventiva de los Bomberos, que se tuvieron que desplazar a puntos como la avenida de Rosalía de Castro, donde las ráfagas amenazaban con derribar la claraboya de un edificio sobre la calzada, por lo que se procedió a retirarla.

También en Casas Reais, como se aprecia en otra de las imágenes, fue preciso proceder a retirar parte de la cubierta de una vivienda. En este caso se trataba de una uralita de plástico que también se estaba moviendo y amenazaba con caer sobre los transeúntes.

Y es que si ayer la costa estuvo en alerta naranja por el temporal, en el interior de Galicia se llegaron a registrar rachas de hasta cien kilómetros por hora en algunos puntos, aunque la situación mejoró a medida que avanzaba la tarde, no así en Santiago, donde se continuaron registrando fuertes rachas durante toda la jornada, aunque con escasa lluvia.

Los incidentes del temporal no afectaron apenas al tráfico, aunque ralentizaron la circulación, especialmente en el periférico o la autopista, donde se hacía sentir más el viento, pero no hubo ningún corte de carretera que obligara a intervenir a los equipos de seguridad.