El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Santiago | santiago@elcorreogallego.es  |   RSS - Santiago RSS

Proponen que Raxoi rescate párquines a punto de caducar

En 2025 termina la concesión de los de las plazas de Galicia y Vigo // Permitiría bajar las tarifas a vecinos y comerciantes

CARLOS DEAÑO SANTIAGO   | 16.01.2020 
A- A+

El problema del aparcamiento es uno de los más importantes de Santiago, especialmente en el centro de la ciudad. De esta forma, además de reiterar el proyecto de construir uno en el Campus Vida, el portavoz del PP, Alejandro Sánchez-Brunete, lanzó ayer la propuesta al gobierno local de rescatar las concesiones de las plazas de Galicia y Vigo, para así abaratar los costes del estacionamiento.

Explicó que ambas concesiones caducan en 2025, por lo que se podría estudiar la posibilidad de compensar a las empresas para que pasaran a ser de titularidad municipal, al igual que los de Xoán XXIII y Belvís, y proceder así a un abaratamiento de las tarifas que consideró que podría provocar un "efecto cascada" en el abaratamiento de las tarifas que arrastrase a los otros aparcamientos.

Porque el objetivo fundamental, señaló, es conseguir precios públicos asumibles por estacionamiento, dando así prioridad a las actividades comercial, laboral y residencial, y todo ello con una fórmula que consideran que sería más rápida y barata que la construcción de nuevas instalaciones.

De esta forma, y sin descartar el proyecto del Campus Vida, que recordó que también apoya el BNG y que tendría un coste aproximado de unos cuatro millones y medio de euros, y de los aparcamientos de borde que proyecta el Ayuntamiento con vistas al Año Santo, consideró que tampoco se debería descartar esta opción.

La idea sería iniciar los estudios económicos y conversaciones con las empresas que gestionan las instalaciones para evaluar la viabilidad económica de la propuesta. En su opinión, dado que se trata de instalaciones que ya llevan un buen número de años de funcionamiento, el coste de la construcción podría estar ya cubierto, y de lo que se trataría es de acordar con los propietarios una compensación por los años que quedan de funcionamiento privado para adelantar el paso de los mismos a la titularidad municipal.

Sánchez-Brunete, que formó parte del consejo de administración de la empresa municipal de transportes Tussa, afirmó que ésta no había tenido ningún problema para gestionar los dos aparcamientos municipales de Xoán XXIII y Belvís, por lo que consideró que tampoco lo tendría para incorporar dos nuevas instalaciones.

Además, señaló que dado el poco tiempo que queda para que caduque la concesión, la operación podría representar una cifra menor asumible por el Ayuntamiento, e inferior al coste de uno de nueva construcción, al tiempo que representaría un importante alivio para los problemas de estacionamiento que sufre la ciudad, y además la inversión se recuperaría de forma rápida.

Sobre los problemas de aparcamiento, consideró que no se debían tanto a la carencia de plazas, sino a los precios que cobran los aparcamientos, y que sería oportuno tratar de reducir. La operación, explicó, no sería factible en el caso de que quedaran más años de concesión, pero tratándose de solo cinco, consideró que merecía la pena estudiarla y tratar de llevarla a cabo, por lo menos en una de las dos opciones existentes.

De esta forma, señaló que su grupo presentará una iniciativa en el pleno reclamando que se analice la operación, sobre todo pensando en las ventajas que aportaría para el pequeño comercio "que cada vez corre más peligro".